jueves. 07.12.2023
EL MERCADO DE ALIMENTOS HALAL NO MUESTRA SIGNOS DE DESACELERACIÓN

La comida halal está ganando popularidad en todo el mundo

* Un informe de una agencia británica destaca una creciente demanda de una clase media musulmana que gasta más en alimentos, así  como a un número cada vez mayor de no musulmanes que ven beneficios saludables y éticos en los productos halal

asparagus-2169305_640
Imagen de -Rita-en Pixabay

Halal, que se traduce como "permisible" en árabe, se utiliza para describir los alimentos preparados, procesados ​​y consumidos de una manera específica descrita en el Corán, el texto religioso central del Islam. Debe estar libre de impurezas o sustancias prohibidas y seguir los ideales islámicos de limpieza y pureza. Las bebidas, los cosméticos y los suplementos, e incluso las finanzas, también pueden ser halal. Se trata de un modelo de vida que se inspira en seleccionar vida y alimentos sin toxicidades.

Un mercado

La  inmigración procedente de países como Pakistán, Bangladesh, Nigeria, Irán, Afganistán, Türkiye, Somalia, norte de África,  así como de países de toda Europa del Este promueve un mayor crecimiento de las poblaciones musulmanas en Europa y en otros países tradicionalmente de mayoría no musulmana.

Un dato que se tiene en cuenta a la hora de establecer estudios sobre este fenómeno de crecimiento de población musulmana en el mundo es el de la población musulmana del Reino Unido, actualmente rozando  los cuatro millones actuales, siendo la previsión que alcance los 13 millones en 2050.

Otro país con creciente población musulmana es Francia.  Se calcula que Francia tendrá la mayor proporción de población musulmana, con el 12,7% de la población. Este crecimiento demográfico impulsará la demanda de productos halal y, por tanto, su disponibilidad será más amplia. Los consumidores ya están dispuestos a comer alimentos que saben que son halal, por ejemplo de restaurantes indios, de Oriente Medio o marroquíes. Muchas cadenas tradicionales como KFC y Nandos utilizan pollo halal en zonas con una alta población musulmana.

Por otro lado, distintos informes predicen que el mercado mundial de alimentos y bebidas halal crecerá de 2,09 billones de dólares en 2021 a 3,27 billones de dólares en 2028.

Halal ofrece muchas oportunidades a las empresas europeas. En los últimos años se han construido un gran número de mataderos, convencidos sus promotores de que la demanda de productos halal aumentará significativamente.  

La oferta empresarial y comercial de productos halal se traduce también en una gran oportunidad para que los productores europeos exporten  productos halal, lo que a su vez conducirá  a niveles de producción halal mucho más altos y, por tanto, a una mayor disponibilidad de alimentos halal en los lineales de los supermercados.

Confianza en el halal

La atracción que produce el halal entre  los consumidores no musulmanes viene aumentando de una manera estable y no muestra señales de desaceleración. Una de las razones de este interés de los consumidores no musulmanes hacia los productos halal tiene que ver con sus estrictas reglas de procesamiento, que brindan a los consumidores una sensación de seguridad de que el producto es seguro y cumple con ciertos estándares éticos que no siempre obtendrán con otros productos cárnicos.

Otra de las razones que inciden de una manera directa en la confianza en los productos halal es su  trazabilidad, la cual resulta atractiva para muchos consumidores, pues los productos halal tienen que cumplir no sólo los estándares éticos sino también higiénicos, lo que ofrece a los consumidores una garantía constante de higiene y seguridad alimentaria.

Halal debe pasar por un proceso de certificación antes de venderse como tal, lo que sienta las bases para dicha garantía. Hay muchos organismos de certificación en todo el mundo, pero existe un proceso básico por el que los alimentos deben pasar para obtener la certificación halal.

La certificación halal es una garantía de que un producto ha sido investigado exhaustivamente y se ha determinado que cumple con las leyes dietéticas islámicas, además de cumplir con las leyes nacionales e internacionales aplicables. El proceso de certificación valida todos los aspectos del sacrificio, fabricación, procesamiento y distribución del producto.

Otra de las razones de la expansión  del mercado halal es el crecimiento de los ingresos del musulmán medio. Cada vez más familias musulmanas están llegando a las clases medias y muchos más se están convirtiendo en empresarios por derecho propio.  Esta implicación directa de los propios musulmanes en el mercado de productos halal impulsa con más fuerza su expansión entre la población, acercándolos a consumidores musulmanes y no musulmanes. Esta realidad implica una mayor concentración de dinero en el mercado de productos halal, siendo una de sus expresiones el gran número de establecimientos  que se vienen abriendo en el mercado de comida callejera, ofreciendo opciones halal en una variedad de cocinas diferentes.

En la actualidad los productos halal se ofrecen como una oportunidad para comer sano y con las máximas garantías de higiene y seguridad alimentaria, todo ello sin necesidad de publicidad ni de planes de marketing complementarios, lo que acentúa aún más su fuerza y un prometedor futuro a nivel mundial.

Posiblemente una de las grandes amenazas que penden sobre el fenómeno halal consista en la falta de rigor de algunas certificadoras halal, que han visto en el halal su gran oportunidad, no dudando en reducir los niveles exigidos por la norma natural del halal, emitiendo certificaciones inadaptadas al verdadero criterio halal.

La comida halal está ganando popularidad en todo el mundo