sábado. 20.04.2024
FURTIVOS INSACIABLES

El Islam de CIE-UCIDE o 31 años de deshonrosa gestión habanera

* Entre los gestores de CIE-UCIDE resulta difícil encontrar a alguien con talla suficiente para que entienda qué significa cuidar y guardar el nombre y la imagen de una religión

* El sello de CIE- UCIDE es el de una organización con dirigentes bajo investigación policial

 

habana 900
La Habana después de 65 años de "Gloriosa revolución"

Entre los gestores de la Comisión Islámica de España, CIE, no hay un hijo de este país, todos ellos son migrantes que llegaron en busca de mejores horizontes, y vaya si los encontraron. Del Islam hicieron su baluarte y gracias a él pudieron posicionarse social y económicamente.

Las recientes publicaciones sobre las andanzas de sus máximos gestores, con informes policiales incluidos, vuelven a poner el foco sobre una organización que desde su fundación se ha mantenido al margen de los asuntos de la comunidad musulmana de España, centrando su esfuerzo en reforzar la posición de sus miembros más prominentes.

Después de 31 años de existencia la herencia de la CIE es desoladora. En el ámbito educativo es un completo desbarajuste. En lo económico la transparencia es inexistente. En lo social y cultural no hay actividad de ningún tipo. Sobre atención a mayores, juventud, deportes, mujer, etcétera, el resultado es nulo. Sin embargo, ahí continúan aferrados a sus puestos porque en ellos está su sustento de vida y afán de protagonismo.

Hoy, después de 31 años de CIE-UCIDE, la imagen del Islam en España sigue siendo la de una religión antagónica con la modernidad y los valores democráticos. La inacción de CIE-UCIDE en este campo ha sido de tal magnitud que el daño producido es ingente. 

Pensando en los gestores de CIE-UCIDE, uno por uno, resulta difícil encontrar entre ellos a alguien con talla suficiente para que entienda qué significa cuidar y guardar el nombre y la imagen de una religión. Los ciudadanos musulmanes de España tienen derecho a estar cabreados y ofendidos con estos gestores incapaces y que van a lo suyo.

La CIE necesita una transformación profunda, y ese proceso debe impulsarlo el Gobierno. La alternativa a tanto despropósito tiene que tener como fin sustancial retirar a todas estas personas y promover nuevos cuadros de gestión, con personas capaces y convencidas de que el Islam no es enemigo de nadie, así como que es fácilmente adaptable a las más elementales normas de convivencia, tanto como que las promueve y protege. 

31 años de CIE-UCIDE solo han servido para que personas sin rumbo se hayan afianzado en un modelo de vida auspiciado por quienes les otorgan todas esas subvenciones con las que han aprendido a vivir sin dar nada a cambio. 

Hace unos días veíamos una imagen de la capital de Cuba, la Habana, después de 65 años de "gloriosa revolución". Miseria y todo en color abandono. Esa misma imagen resume los 31 años de "gloriosa gestión" de los Adlbi&Company, una suerte de gestión "comunista"  enraizada en principios insoportables para cualquier ciudadano que haya nacido y conocido los valores de la democracia, entendida ésta como una forma de gobierno plural y que no excluye a nadie.

Once ayudas directas en los últimos cuatro años

Al Ministerio de Hacienda le consta que el Gobierno le ha dado a la CIE importantes sumas de dinero, concretamente 1,28 millones de euros desde 2020 a través de los ministerios de Presidencia e Interior justificados como subvenciones para las confesiones minoritarias (Fundación Pluralismo y Convivencia casi 1,2 millones) y 84.000 euros a través de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias para asistencia espiritual en los centros penitenciarios españoles.

También ha sido beneficiada hasta con cuatro subvenciones directas del Gobierno de Ceuta, con un monto de 290.000 euros, así como 168.000 euros que la Consejería de Educación, Ciencia y Universidades de la Comunidad de Madrid concedió a Ucide, igualmente presidida por Aiman Adli e investigado por presuntos vínculos terroristas.

Mientras las administraciones parecen mirar hacia otro lado agradeciendo la fidelidad de la CIE y sus allegados, la crítica y la desafección de los ciudadanos musulmanes alcanza límites hasta ahora desconocidos.

Es gente habilidosa que sabe jugar sus cartas. Sus movimientos para controlar los enterramientos musulmanes en la Comunidad de Madrid, denunciados por Maysoun Douas, ex diputada de Más Madrid "Lo que se debe cambiar es el enfoque de la interlocución", Maysoun Douas, c... (islamnews.es) Los ciudadanos musulmanes están de enhorabuena: La CIE&Company y UCIDE&Financi... (islamnews.es) así como otras publicaciones referidas a los negocios de sus miembros, dejan claro que el verdadero interés de estas personas consiste en hacer negocio.

El último artículo de El País sobre Aiman Adlbi, presidente de CIE-UCIDE https://elpais.com/espana/2024-01-16/la-policia-situa-al-principal-representante-del-islam-en-espana-como-maximo-responsable-de-una-red-yihadista.html, confirma la realidad de una organización con dirigentes bajo investigación policial. Hace poco se pudo ver a un alto dirigente de CIE-UCIDE compareciendo ante jueces y fiscales por el caso Emvicesa, Ceuta.

Informes policiales

Según un informe confidencial de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional de noviembre de 2023, el actual presidente de la Comisión Islámica de España, CIE, y de la Unión de Comunidades Islámicas, UCIDE, Aiman Adlbi habría actuado como “máximo responsable” de una trama que presuntamente transfería fondos económicos para financiar a milicias yihadistas en Siria.

El informe, enmarcado dentro de las investigaciones que instruye el Juzgado Central número 6 de la Audiencia Nacional, conocedor de las causas sobre terrorismo en España, sitúa al mayor representante de los musulmanes de España e interlocutor oficial con el Gobierno, en un esquema de financiación de grupos vinculados a Al Qaeda en Siria, desde 2018.

Aiman Adlbi continúa imputado tras ser arrestado en 2021 junto a otras dos personas, sirias de nacionalidad, entre las que se encontraba el tesorero de UCIDE, al serles atribuidos pertenencia a organización criminal, colaboración con organización terrorista, financiación del terrorismo, blanqueo de capitales, fraude fiscal, falsedad documental y favorecimiento de la inmigración ilegal. Aiman fue puesto en libertad tras prestar declaración.

Mientras que en 2021 se sucedieron importantes reacciones de las comunidades islámicas de todo el país solicitando la dimisión del presidente de la CIE y UCIDE, de sus juntas de gobierno y de los demás encausados, nadie ha presentado su dimisión. Ni tan siquiera el Gobierno de España a quien se le instó a suspender la interlocución con la CIE hizo nada al respecto.  El único aparente efecto es el paso a la sombra de Abdli a favor de su secretario general, Mohamed Ajana, su mano derecha y sin duda, conocedor de los entresijos internos de la CIE y UCIDE.

La desafección de los ciudadanos musulmanes está alcanzando límites hasta ahora desconocidos hacia una CIE que no atiende sus preocupaciones y que vive únicamente para seguir obteniendo riquezas.

Se hace necesaria la intervención del Gobierno de España, de modo que se activen procedimientos de control más rigurosos, tanto como que se limiten las consignaciones en concepto de salarios, vía por la que se justifican muchas salidas de tesorería y que no tienen ninguna trascendencia en la actividad social de la CIE, así como en la representación e interlocución de los más de dos millones y medio de ciudadanos musulmanes. Otros países ya lo han hecho, para cuándo en España.

El Islam de CIE-UCIDE o 31 años de deshonrosa gestión habanera