domingo. 14.07.2024
DESAYUNOS HALAL

En qué consiste un desayuno halal

* El hecho de que en Europa vivan en la actualidad más de 25 millones de musulmanes ha repercutido en la aparición no solo de tiendas de venta al por menor de producto halal, sino incluso de industrias y restaurantes que trabajan bajo estos preceptos
desayuno_halal

La dieta halal se ha extendido, en los últimos años, más allá de la religión islámica. Tradicionalmente vinculada a las leyes religiosas de los musulmanes, esta dieta, que está relacionada con la forma de sacrificio de los animales y la preparación de los alimentos, está siendo abrazada cada vez por más personas, practiquen o no este dogma de fe: el desayuno halal y las comidas y cenas con este tipo de alimentos son más comunes de lo que parecen.

El hecho de que en Europa vivan en la actualidad más de 25 millones de musulmanes ha repercutido en la aparición no solo de tiendas de venta al por menor de producto halal, sino incluso de industrias y restaurantes que trabajan bajo estos preceptos. Y, por supuesto, son muchas las personas que optan por la alimentación halal en sus casas.

Qué alimentos tomar en un desayuno halal

La dieta halal es especialmente severa en el caso de qué tipo de carne animal se puede consumir y cómo han de ser sacrificados los animales para que estos puedan ser considerados aptos por las leyes islámicas.

En ese sentido, los animales deben desangrarse totalmente sin que la espina dorsal se vea afectada. Además, la carne de cerdo no puede ser utilizada en ningún caso.

Pero los límites del halal van todavía más allá, ya que no se debe ingerir ningún alimento que presente en su composición ningún ingrediente o sustancia proveniente de un animal prohibido o mal sacrificado. Un ejemplo de esto último está en el caso de los peces de piscifactoría, generalmente no aceptados por ser alimentados con piensos que tienen origen animal.

Teniendo todo esto claro, el abanico de los alimentos que se pueden tomar en un desayuno halal es tan amplio como la imaginación del comensal. De hecho, las posibilidades son tantas que hacer un brunch halal está de moda: existen locales especializados en gastronomía árabe que han abierto sus puertas a este desayuno tardío que cada vez se practica más en España.

Alimentos halal de origen vegetal

Frutas, verduras y frutos secos son, por norma, halal. Obviamente, siempre será mejor comprar en proveedores que cuenten con la certificación de productos permitidos por la religión musulmana, pero será así en la mayor parte de los casos.

Esto es clave en el caso de los desayunos halal, puesto que la fruta y la verdura estarán muy presente a través de distintas elaboraciones.

Carne y productos derivados

La carne y los derivados de la ganadería como el queso y la leche son más delicados. Aquí sí que conviene ser más cautos y comprobar si la empresa que los sirve lo hace con todas las garantías de trabajar el producto tal y como recomiendan las leyes islámicas.

Hoy en día es fácil encontrar este tipo de productos en el mercado: desde preparados de carne hasta otro tipo de productos forman parte de los estantes tanto de tiendas especializadas como de grandes cadenas de supermercados conscientes de que cada vez hay mayor población que demanda estos productos especiales.

Ideas para un desayuno halal perfecto

Un desayuno halal perfecto tiene que ser amplio y variado. Debe haber lugar tanto para los productos salados como para los dulces, así como té, café y otras bebidas dispuestas para el disfrute de los comensales.

En el capítulo salado, el hummus o el baba ganoush son dos de los clásicos de la cocina oriental. Muy similares entre ellos, se trata de dos purés —el primero de garbanzos, el segundo de berenjena— que se sirven aliñados con ajo, tahini, limón, sal y algunas especias como el comino. Muy sabrosos, se suelen tomar con pan.

Además, en cualquier mesa halal suelen estar presentes las aceitunas e incluso el couscous con verduras. Cuando el desayuno se convierte en un brunch, se suelen incluir platos centrales de carne como las koftas de ternera o los pinchos de pollo especiado y picante.

A esto se suma el café o el té, que se prepara de manera muy diferente dependiendo del país árabe del que se tomen las ideas.

Los dulces son, por otro lado, los grandes protagonistas de los desayunos halal. Los postres suelen ser de masa e incluir muchos frutos secos como la almendra, dátiles y miel. Algunos de los postres árabes más conocidos son el baklava, las bolitas de coco o la chebakia, uno de los dulces marroquíes más populares.

La fruta fresca cierra el amplísimo catálogo de opciones que hay actualmente en España para preparar un desayuno halal tanto en locales abiertos al público como en casa. Basta con comprar en comercios de confianza que aseguren el origen y el tratamiento de los alimentos para disfrutar de una de las gastronomías más interesantes del mundo.

En Safety Horizon somos una empresa certificadora halal  especializada en la certificación de cualquier alimento halal y  te ofrecemos algunos consejos para preparar el desayuno halal perfecto.

En qué consiste un desayuno halal