domingo 08.12.2019

El Islam es crucial para la regeneración ética y social

* Por Yihad Sarasua

 
 

En las recientes elecciones municipales ha tenido su estreno político la agrupación             PRUNE, Partido Renacimiento y Unión de Europa.

Aunque los resultados parecen decepcionantes, es el primer paso que ha conseguido superar muchas restricciones, miedos, dificultades y dudas.

Argumentar que el Islam forma civilizaciones, gobiernos, constituciones e instituciones es algo que debería estar en el conocimiento de todos. Plantear un Islam que solo tenga influencia en el ámbito religioso es asumir un discurso que no es el nuestro.

El Islam es transformador o no es Islam. Vino a construir una sociedad justa y desde el principio se plantea como una sociedad ejemplar y es en la ciudad de Medina donde nace la era musulmana con la proclamación de una Constitución inspirada pero consensuada, ejemplo de derechos y deberes para toda la sociedad incluyendo creyentes de distintos credos e incluso los que no lo son.

Hemos convertido el Islam y su discurso en una mala copia del cristianismo en lo que podríamos llamar un Islam-nacionalismo pues sirve a intereses de dinastías o políticas ajenas al bien del pueblo.

Por todo ello la propuesta de este partido toma la forma de Renacimiento y tiene en cuenta al Islam en su actuación política, considerándolo como factor determinante para la regeneración ética y moral de la sociedad española.

Con esta inspiración es lógico asumir que la propuesta tenga en cuenta en especial a los más desfavorecidos por su condición de minorías a las que se margina o pretende marginar ya que así se desprende del ejemplo de nuestro Profeta y su orden en el noble Corán. 

Libro Generoso es el Corán y lo es por que sus propuestas abarcan a toda la humanidad y no se constriñe a los musulmanes. Nadie debe limitar el Islam con su ignorancia privando a este mundo de repuestas inspirada por nuestro Creador a los problemas humanos. Somos nosotros los que tenemos que explicar y hacer asumible estas soluciones a nuestros conciudadanos.

Al igual que en nuestra inspiración y a consecuencia de ello nuestro partido plantea decir la verdad y llevarla al plano político y es por eso que en nuestros estatutos están planteadas las medidas transformadoras y que apuntan a la causa de la miseria humana en la que vivimos hoy en día.

Las prácticas usurarias en las transacciones comerciales y el interés bancario, no tendrán cabida en una sociedad gobernada por el PRUNE.

De esta manera tajante queda claro todo un sistema económico que sin duda permitirá a nuestra sociedad alcanzar las cuotas de libertad, igualdad y fraternidad que desde el islam inspiraron a la constitución francesa y su revolución.

Algunos tienen que inventar políticas y propuestas sociales, nosotros tenemos los mejores ejemplos.

Como los que nos lleva a proponer la Economía Sostenible, como patrón de crecimiento que concilia el desarrollo económico, social y ambiental en una economía productiva y competitiva, que favorece los empleos de calidad, las igualdades de oportunidades y la cohesión social, garantizando el respeto ambiental y el uso racional de los recursos naturales, en la forma que permita satisfacer nuestras necesidades presentes, sin comprometer las necesidades de generaciones posteriores.

Muchos partidos exhiben su inspiración religiosa, otros lo hacen de sus valores, por eso nosotros asumimos que nuestra inspiración esta en el humanismo musulmán.

Una sociedad abierta como la nuestra debe acoger no solo al inmigrante como fuente de trabajo sino como generador de cultura y dado el caso de propuestas políticas que enriquezca nuestras propuestas.

Por eso nos constituimos en responsables de abrir caminos que aun que sean nuevos en esta sociedad, son viejos en la civilización humana. Con la fuerza de la razón y los argumentos inspirados de la mejor escuela nos comprometemos a trabajar en perfeccionar un partido que sea la fuerza desde el Islam. No solo que algunos de nosotros participen en política como personajes, sino que tal actuación se fundamente desde el Islam, conciliando nuestra jurisprudencia y los códigos civiles actuales herederos del código legal romano, o de los derechos humanos, derechos que se encuentran asegurados en el Islam.

Hacer del Islam un sujeto político es nuestro objetivo y para eso traemos una propuesta que ilusione en su Unidad a todos los ciudadanos. Recordamos que antes del convencimiento religioso los pueblos aceptaron el islam por su justicia social y es esta falta de justicia en las sociedades musulmanas y en su discurso lo que limita el Islam y condena a las sociedades a ser victimas del sometimiento a dioses modernos que nos mantienen en la esclavitud de un capitalismo que se fundamenta en la desigualdad social y a la pobreza espiritual que hace del islam algo mecánico, sin la ilusión de construir un mundo mejor.

Nosotros vamos a demostrar que el Islam y los musulmanes están en la base y el fundamento de la civilización y cultura humana.

En la defensa de las minorías nuestro compromiso es implementar los acuerdos del Estado con las religiones minoritarias y que si aún no se hizo es por falta de interés político y la desidia cómplice de los lideres religiosos. Celebrar las fiestas, las reglas de alimentación, las normas en los enterramientos son algunas de las reivindicaciones que llevamos en cartera y que con su cumplimiento sin duda conseguiremos una sociedad española moderna y conciliada con esta realidad que algunos quieren negar.

Frente a unas propuestas de sociedad de expulsión y negación, frente a unas propuestas de sociedad de miedo y rechazo, nosotros traemos la comprensión, la educación, el encuentro creativo y fecundo que sin duda será la base de una sociedad española donde la convivencia sea la repuesta madura que nos conducirá a la felicidad y prosperidad.

Con el permiso de Dios,  y Él sabe más

El Islam es crucial para la regeneración ética y social
Comentarios