jueves 15/4/21

Para quitarse el sombrero

* Opinión 

* Por José Antonio Carbonell

* "Es el caso de policías locales y Bomberos de Lorca, en la Región de Murcia. Todos se han negado afirmando que mientras haya un solo ciudadano sin vacunar, ellos no lo harán y que continuarán con todos los protocolos que marca la ley, demostrando con este acto que son un ejemplo a seguir, dando una lección a todos esos políticos que se han saltado las normas sanitarias y que no respetan a la población. Para quitarse el sombrero ya que ellos están en primera línea de fuego"

 
 
1200_379c423862705e45b433e470fdbf3ee5
José Antonio Carbonell

Otro día más amanecemos con noticias sobre las vacunas y personas que han sido llamadas para ponérselas sin respetar el orden establecido por la Comunidad.

Es el caso de policías locales y Bomberos de Lorca, en la Región de Murcia. Todos se han negado afirmando que mientras haya un solo ciudadano sin vacunar, ellos no lo harán y que continuarán con todos los protocolos que marca la ley, demostrando con este acto que son un ejemplo a seguir, dando una lección a todos esos políticos que se han saltado las normas sanitarias y que no respetan a la población. Para quitarse el sombrero ya que ellos están en primera línea de fuego.

Centrándome en las dosis de las vacunas y en esos sobrantes que de no utilizarse van directos a la basura, cabe decir que la gestión no está siendo eficaz, puesto que se quedan personas sin vacunar pudiendo ser llamadas para la primera dosis. No se pretende dar lecciones a nadie, faltaría más, pero en una situación sin precedentes, todas las ideas vienen bien y lo que se pretende es sumar.

Por poner un ejemplo, si cada día van a ser atendidas mil personas, habría que tener una segunda lista de espera para que en este caso, sean llamadas inmediatamente para que se presenten en su centro de Atención Primaria. Así en lugar de llamar al alcalde, a la mujer o a un al consejero de Salud, se tira de esa lista de espera que sí corresponde vacunar a todos los que aparecen en ella. La verdad es que como ciudadano, me hace qué pensar y no de forma positiva. Me resulta increíble que en nuestro país y con los mejores profesionales de la salud, pasen estas cosas y que se esté dando por todo el territorio español. Sorprende cuanto menos.

Otro aspecto relacionado con este tema es el de la venta de las 30.000 vacunas revendidas a Andorra. Esto ha generado mucha polémica, ya que nos llegan por cuentagotas y la población general va a tardar meses en poder vacunarse de la primera dosis. Illa, por su parte dice que ”se trata de un ejercicio de responsabilidad y solidaridad obligado ante la imposibilidad de pequeños países de firmar contrato con las farmacéuticas”. Parece una casualidad, ¿Qué opináis? ¿Tendrá algo que ver con que las elecciones catalanas se celebran próximamente y que miles de catalanes residen en Andorra?

Estos políticos no dan puntadas sin hilo y en plena tercera ola, con la de muertes que tenemos a diario y los hospitales saturados, ellos están de campaña. Para ser político hay que estar hecho de una pasta especial, porque si no, esto no se entiende. Hay que desprenderse de escrúpulos y ponerse la vida por montera.

Por José Antonio Carbonell Buzzian

Para quitarse el sombrero
Comentarios