jueves 12.12.2019

No a las agresiones a ex políticos

Opinión  Flash News

* La agresión como método es inaceptable

La agresión sufrida por el que fuera miembro destacado del PP, Emilio Carreira, se constituye como una muestra más del clima de tensión que vive la política ceutí y de quienes han vivido –y siguen haciéndolo- a la sombra de subvenciones que la Ciudad otorga sin ningún tipo de rigor administrativo.

La agresión sufrida por Carreira es inaceptable y debe ser castigada conforme a lo que establezca la ley, pues toda agresión física es incompatible con un estado de derecho, así como que contraviene los principios más básicos de toda sociedad que vive en paz y con niveles de civismo lo suficientemente sólidos, propios de personas dotadas de razón y capacidad discursiva.

Toda agresión es incompatible con la razón humana y como tal debe ser considerada y llevada a sus justos términos por quienes administran la Justicia.

Los instrumentos que se utilizan para conceder las subvenciones que se ocultan detrás de la llamada publicidad institucional deberían ser revisados en su totalidad, hasta el extremo de retirarlas en su totalidad, ya que tales procedimientos son incompatibles con diversas normas europeas, en especial las referidas a medios de comunicación, ya que inducen a favores y otros tipos de apoyos a aquellos partidos que se las otorgan.

Algunos periódicos existen gracias al dinero que les concede la Ciudad, lo que demuestra su inutilidad social, pues son absolutamente incapaces de hacerlo con recursos propios, lo que mutila gravemente la razón de ser todo medio de comunicación, que no es otra que su independencia a la hora de informar.

Darle dinero a un periódico para que publique de vez en cuando una publicidad relacionada con la Ciudad, es un acto de absoluta responsabilidad, pues con esa premisa en la mano también tendría derecho el comerciante que levanta su persiana cada mañana y que a todas horas siente la amenaza del cierre definitivo de su comercio, tal vez con mucho más derecho a recibirlo que el periódico que decidió perder su dignidad editorial y su razón de vida por un dinero que le hace cautivo de por vida a un modelo político.

La publicidad institucional es realmente abominable en todos sus términos y una práctica que debería suprimirse de raíz, pues ataca los fundamentos de toda sociedad civil avanzada, así como que contraviene los más elementales principios de la competencia.

Si la Ciudad necesita publicar/dar difusión a cierto noticia o evento puede contratar publicidad puntual y pagarla conforme a tarifa, como hacen en el resto de España, pero nunca con tarifa plana a razón de miles y miles de euros a cargo de los sufridos ciudadanos.

Los hechos acontecidos entre un editor de un medio de comunicación y el exconsejero de economía, son el fruto de una política equivocada y mal gestionada desde sus comienzos, pues si realmente Ceuta quiere ser europea, primero debe parecerlo.

Lamentamos la agresión sufrida por Emilio Carreira y le deseamos una pronta recuperación.

No a las agresiones a ex políticos
Comentarios