miércoles 2/12/20

Casi tres décadas

* La Comisión Islámica de España (CIE) se lamenta de que no existan suficientes  cementerios musulmanes en España
 
 

La nota de la CIE es una prueba más del escaso y pobre desarrollo de los Acuerdos del 92.

La CIE, en su nota, se libera de culpa por la falta de espacios para enterrar a musulmanes conforme a su fe, cargando tales carencias en municipios, ciudades y regiones de España.

Tal vez falte en la nota de la CIE un mínimo de autocrítica, pues después de 28 años de la firma de los Acuerdos del 92, no deberían existir los problemas que enumera la CIE; menos aún, tiene sentido que señale a quienes no supo explicar y exponer la necesidad de contar con espacios destinados al entierro de musulmanes.

Los años transcurridos deberían haber servido para establecer “necesidades vitales”, entre las que cabe destacar poder contar con cementerios allí donde hubiere musulmanes, fijando criterios suficientes y objetivos a nivel nacional, acumulando datos y estableciendo acciones de carácter estructural en todo el país, a fin de ir sustanciando carencias y salvando dificultades, pues ninguna administración puede hacer acopio de terquedad ante una necesidad como es el poder contar con unos servicios funerarios conforme a las creencias de cada persona.

España es un país que ha madurado mucho en los últimos años, por lo que no existe razón –no debería- que los administradores de pueblos y ciudades nieguen o rechacen habilitar espacios destinados al entierro de personas.

Tal como dice la CIE en su nota: “han transcurrido cerca de tres décadas…”. ¿Es cierto, pero de qué han servido? ¿Qué logros se han conseguido?

Es lo que debería explicar la CIE, pues su nota es prueba suficiente de que las cosas no se han hecho bien durante esas tres décadas que cita, ya que una lectura de la misma rezuma cierto emponzoñamiento, así como una gran falta de dinamismo para enfrentar los retos y desafíos que amenazan la práctica de una fe serena de cerca de dos millones de musulmanes que viven preocupados pensando en que si mueren van a tener problemas para ser enterrados como quieren y mandan los cánones del Islam.

Las tres décadas que cita la CIE no dejan a la luz grandes “conquistas”, pues a día de hoy, 15 de abril de 2020, muchos musulmanes temen morir y no encontrar un hueco para ser enterrados.

Tanto la UCIDE como la FEERI deberían salir de sus cuevas, pues tantos años de complacencia y de atontada pusilanimidad, no han traído nada bueno, y ahí la muestra de la CIE.

Tantos años en hibernación son contraproducentes.

Casi tres décadas
Comentarios