martes 11/5/21

De la Estrella de África a la estrellada Ceuta. Hablemos de cerveza, de brotes verdes industriales

* Como siempre hago con mis relatos empezaré por contar mi experiencia como trabajador en la antigua fábrica de cerveza, África Star

* "Fui feliz trabajando en esa empresa, mis manos obreras se sentían orgullosas de ser parte de ese proceso de fabricación, los cascos de botellas en aquel entonces eran reciclables, tal como iban las botellas y botellines con cerveza recién procesada nos venían los cascos devueltos a la fábrica donde pasaban por un proceso de lavado y etiquetado, los envases en barriles no paraban de salir y venir vacíos, aún recuerdo que los trabajadores teníamos derecho a retribución salarial en especies, es decir el mes que más vendía la fábrica teníamos derecho a llevarnos a casa cerveza, a mí a veces me tocó en buenos meses tres cajas y en los malos una caja de botellines de cerveza..."

 
 
fabrica

Como siempre hago con mis relatos empezaré por contar mi experiencia como trabajador en la antigua fábrica de cerveza, África Star.

Desde muy jovencito, mi primer trabajo fue ser maquinista de la fábrica de cerveza África Star, tengo que decir que a día de hoy tengo muy buenos recuerdos de aquellos días, tengo que decir que fueron de mis días los más felices que he vivido en mi vida, recuerdo un gran edificio, unas instalaciones gemelas a las de otras localidades de la península, su compresor de amoniaco (compresores enormes alimentados por electricidad), la sala de cocido, una hoya enorme de cobre para cocer la cebada, el pozo de agua donde incluso en verano y con pocas lluvias siempre estaba a tope, la embotelladora con su control de uperización, que como la leche se hacía y hacen en el mercado para mantener la cerveza libre de bacterias que preserven la cerveza por más tiempo, el taller de mantenimiento  con su gran personal y personas bien cualificadas que hacían frente a cualquier desafío de desperfectos o reparaciones, la sala de salmuera, un agua extremadamente salada, enfriada por ese gran compresor de amoniaco, tan salada que incluso a -20 grados era imposible de congelarse, agua extremadamente fría que recorría las bodegas para mantener los tanques frescos después de su paso por la fermentación.

Fui feliz trabajando en esa empresa, mis manos obreras se sentían orgullosas de ser parte de ese proceso de fabricación, los cascos de botellas en aquel entonces eran reciclables, tal como iban las botellas y botellines con cerveza recién procesada nos venían los cascos devueltos a la fábrica donde pasaban por un proceso de lavado y etiquetado, los envases en barriles no paraban de salir y venir vacíos, aún recuerdo que los trabajadores teníamos derecho a retribución salarial en especies, es decir el mes que más vendía la fábrica teníamos derecho a llevarnos a casa cerveza, a mí a veces me tocó en buenos meses tres cajas y en los malos una caja de botellines de cerveza, que consumíamos en casa con la comida y por supuesto era bienvenida siempre en mi hogar familiar, las pagadurías se hacían en un sobre, nada de bancos, también con retribuciones más o menos con la producción mensual, eso sí dejo para el final el mejor de mis recuerdos, los trabajadores de la fábrica, en su mayoría gente muy mayor y a punto de jubilarse (de la gente mayor siempre se aprende y mucho), hicieron sus vidas trabajando en una fábrica, que al final de su camino tenía muchas deficiencias, donde  sus costes para seguir operando hicieron más apetecible a los empresarios cerrarla que mantenerla, al tiempo ya se gestaba hacer un falso polígono industrial, donde ya vimos donde acabó todo ello y el timo de la estampita que nos vendieron de una zona que generaría muchísimo empleo.

Me sentí muy triste el día que derribaron un legado histórico para Ceuta y un referente para la escasa industria que tenía Ceuta en aquellos tiempos, no voy a negar que me encanta la cerveza, sobre todo con la comida, una paella, un cocido, con cualquier comida, recuerdo ese sabor tan genuino de esa cerveza, una cerveza para mí (no por trabajar allí), de mis preferidas, tenía algo que la hacía especial, ese algo era esa agua de pozo, agua mineral y con una calidad excelente, que hacía de nuestra cerveza la mejor del mundo, aparte de las manos artesanas que hacían posible ese inconfundible sabor.

Espero os guste a todas y todas mis memorias de una etapa de la historia de Ceuta tristemente recordada por ver la apatía del gobierno actual, tanto en esos momentos como los actuales de preservar la industria en Ceuta, algo que a día de hoy sufrimos una carestía por culpa de las típicas políticas de ir a lo fácil para hacer existente el dicho, "pan para hoy, hambre para el mañana", hasta la fecha son varios los intentos de varios empresarios que han querido hacer viables en Ceuta sistemas de producción, todos ellos fracasados por las injerencias de este gobierno, que a pesar de ser un gobierno de corte liberal ha preferido hacer más factible el chachulleo de proyectos creados para el clientelismo (todo ello envasado por y para las subvenciones del asociacionismo parásito) creado todo al calor de intereses más particulares que de servicio público, desde la izquierda apostamos siempre por servicios públicos, porque creemos que se ejerce un mejor control y provecho del erario público y porque se da más calidad en dichos servicios, ahora bien en la financiación privada como la que he leído en estos días del propósito de crear una fábrica de cerveza en Ceuta, en eso estamos de acuerdo, lo más que podemos pedir desde nuestros ideales es el que los trabajadores que operen ahí se garanticen sus derechos como trabajadores.

Me da a mí por pensar que le va a ser más fácil crear para los amigos de Vivas la planta de reciclaje en el puerto que dicha fábrica de cerveza, a pesar del fuerte rechazo que ha tenido ya públicamente por el pueblo de Ceuta y ciertos partidos de la oposición, del cual también nos incluimos los de IU Ceuta, a pesar de que estos del PP dicen apoyar la iniciativa privada me da a mí por pensar que apoyarán lo que se denomina "el capitalismo de amiguetes", lo que se lleva haciendo en Ceuta con este gobierno por más de 20 años, cocinando presupuestos para dar subsistencia a tanto parásito de Ceuta.

Desde IU Ceuta llevamos diciendo hace tiempo que a Ceuta le hace mucha falta tejido industrial, hacer en lo posible que eso suceda no es fácil:

Lo primero que se debiera cambiar es el sistema aduanero que nos trata como extranjeros y cuando mandamos mercancías hacia la península tenemos que hacer el engorroso papeleo que hacen otros países extranjeros a la hora de exportar mercancías, ese es el primer escollo por tratar

El segundo asunto es el del puerto y su falta de instalaciones para que por ejemplo un carguero venga a Ceuta y podamos mandar cualquier mercancía procesada en Ceuta a cualquier parte del mundo, actualmente tendríamos que pasar por Algeciras y operar desde allí todo tipo de exportaciones, algo que dificulta un proceso industrial, ya que es una traba que frena la implantación industrial en Ceuta.

Tercero, recuperar el ya agotado puerto franco por la glotonería del IPSI que piensa más en el futuro de los amigos del PP y de compañeros de viajes, mucho más que en el progreso de Ceuta y su desarrollo empresarial, todo ello para mantener a su tropa, donde su única meta es garantizar sus privilegios.

Cuarto, como Ciudad sometida al desempleo y la pobreza, la lucha incondicional y exigencia por parte de este gobierno para que el estado español invierta en esta ciudad con industria estatal como pudiera ser la farmacéutica u otras disciplinas industriales que el estado español necesitara hacer, para hacer posible que tanto desde el sector público como el privado tengan en Ceuta su mira puesta y así crear industria.

En lo personal, al margen de no saber aún las condiciones en el que esa empresa quiere crear esa fábrica de cerveza considero positivo que esto se lleve a cabo, considero que es fundamental cimentar esa industria inexistente, para mí es prioritario y no las chorradas como las del juego on-line y maneras populistas de hacer economía sobre el tejado pre-mafioso de sector de juego, algo parecido a lo del mercadeo del Tarajal comportará más beneficio en manos de unos pocos que en un beneficio social económico de Ceuta.

Si el gobierno de Ceuta pone trabas para que dicha empresa no geste ese propósito industrial y si a los intereses del chanchullo del parasitismo subvencionado, si hace eso no es para extrañarse, el gobierno del señor Vivas lleva más de 20 años manteniendo el cerrojo de progreso y para colmo se contradicen totalmente con su ideal liberal, pero vamos que para eso la etiqueta perfecta es "neo-liberalismo", poner los servicios públicos en manos privadas, para engordar la barriga de unos cuantos y retrayendo así el progreso que le hace falta a esta ciudad.

Ya veremos que se impone, planta de reciclaje (al que debiera estar alejado de la población urbana) o una fábrica de cerveza en un lugar industrial, el tiempo dirá que será lo primero, espero equivocarme pues pienso que lo primero será lo que entrará en juego, eso sí, visto lo visto y la oposición que tenemos en Ceuta tengo claro que para que algún día Ceuta avance los ciudadanos de Ceuta tienen que estar dispuestos a mandar a estos parásitos al banquillo, junto a sus subalternos de falsa oposición.

Por lo demás no espero nada bueno de este gobierno y sus socios, pero si así lo hicieran y por primera vez tomaran el camino correcto no tendría problemas en apremiar esa actitud, y más que rectificar lo que haría es acentuar como acertadas unas medidas necesarias para esta ciudad, una ciudad necesitada de empleo y desarrollo.

Antonio Nepomuceno Moreno - Izquierda unida Ceuta

De la Estrella de África a la estrellada Ceuta. Hablemos de cerveza, de brotes verdes...
Comentarios