Imprimir

Varias entidades musulmanas denuncian ante el Juzgado la reunión de la CIE del 18 de julio 2020

Redacción | 21 de septiembre de 2020

* En aquella polémica asamblea se nombró a Aiman Adlbi como nuevo presidente de la Comisión Islámica de España

* “Que mediante el presente escrito interpongo DEMANDA a tramitar por el cauce del JUICIO ORDINARIO ejercitando la ACCIÓN DE IMPUGNACIÓN DE LA REUNION ORDINARIA DE LA COMISIÓN PERMANENTE DE LA COMISIÓN ISLÁMICA DE ESPAÑA (CIE), con domicilio social en Madrid (CP 28020) calle Anastasio Herrero, 5, celebrada el 18 de julio del 2.020 Y LOS ACUERDOS RELATIVOS A LA ELECCIÓN DE PRESIDENTE Y JUNTA DIRECTIVA de la COMISIÓN ISLÁMICA DE ESPAÑA, adoptados, así como declarando la nulidad de los actos posteriores derivados de los acuerdos que sean  declarados nulos…”, reza la demanda en su arranque

 

 
 

“Que mediante el presente escrito interpongo DEMANDA a tramitar por el cauce del JUICIO ORDINARIO ejercitando la ACCIÓN DE IMPUGNACIÓN DE LA REUNION ORDINARIA DE LA COMISIÓN PERMANENTE DE LA COMISIÓN ISLÁMICA DE ESPAÑA (CIE), con domicilio social en Madrid (CP 28020) calle Anastasio Herrero, 5 celebrada el 18 de julio del 2.020 Y LOS ACUERDOS RELATIVOS A LA ELECCIÓN DE PRESIDENTE Y JUNTA DIRECTIVA de la COMISIÓN ISLÁMICA DE ESPAÑA, adoptados, así como declarando la nulidad de los actos posteriores derivados de los acuerdos que sean  declarados nulos…”

El pasado día 18 de septiembre un total de 4 federaciones musulmanas han presentado ante el Juzgado demanda de impugnación contra la celebración de la reunión del 18 de julio, en la que fue nombrado presidente Aiman Adlbi, con los votos mayoritarios de la UCIDE.

La Federación Musulmana de la Comunidad Valenciana  (FEMCOVA), con CIF G-98235633.

La Federación Islámica de la Región de Murcia (FIRM), con CIF G73522377

La Federación Islámica de El País Vasco/Euskal Herriko  Islamiar Federakundea (FIVASCO), con CIF R 4800727B

El Consejo Islámico Superior de la Comunidad Valenciana(CISCOVA) con CIF R4601201-I

Estas cuatro federaciones han dado un paso hacia adelante para poner en manos de la Justicia un asunto que afecta de manera directa el devenir de los musulmanes en España, ya que la CIE es el órgano que, en teoría y en la práctica debería representarles, cosa que nunca aconteció conforme a las buenas y más nobles costumbres.

Hay que alabar el gesto de las federaciones valencianas que, aunque algo tarde, han sabido reaccionar ante un inmovilismo que ya resultaba insoportable para su miembro más prominente, Saíd Ratbi.

Por otro lado, resulta sorprendente la ausencia de las entidades catalanas, en especial de Ghaidouni, un hombre que se había mostrado reticente ante las maniobras de Ajana y sus acólitos, pero que a la vista está ya plegó sus alas inconformistas para lucir las de cautivo sin capirote, amén de otros más centrados en recoger sus derrotas ante la Fiscalía madrileña que despacha delitos de odio.

Tampoco hay que dejar de lado la ausencia de la FEME, una entidad de alma y sombra áulica, imberbe y de imbecilidad carroñera, que solo brilla cuando aplaude al presidente de la UCIDE y CIE, todo sea por estar cerca y recibir alguna dádiva palaciega.

La CIE, una entidad que lleva algo más de 28 años al frente de los asuntos de los musulmanes en España, sin más resultados que la inoperancia más inmisericorde, glorificó como “legal” una asamblea acontecida el 18 de julio de 2020, fecha elegida no por razones nostálgicas en recuerdo de un determinado  tipo de fascismo, que bien podría encajar entre algunos de sus miembros, sino porque así lo establecía un calendario estatutario deforme y que mamó una tremenda mala leche.

El certificado de entidades registradas que presentó  Ajana -secretario general sin que nadie sepa por qué-  para insuflar “legalidad” a la convocatoria, contenía entidades registradas hasta el día 15 de junio de 2020, es decir, unos 33 día antes de la reunión del 18 de julio, cuando lo justo habría sido presentar certificado con fecha de cierre 16/17 de julio, ya que en ese intervalo de tiempo se registraron un gran número de entidades que podrían haber alterado sustancialmente la composición de la Comisión Permanente, compuesta por 25 miembros, órgano encargado de nombrar al nuevo presidente.

Los datos del Registro de Entidades Religiosas a fecha del 3 julio de 2020, justo el de la de la convocatoria de la reunión del 18 de julio:

La FIRM presenta 36 entidades cuando en el certificado del día 15 de junio presentado por el secretario general de la CIE figuran tan solo 25 entidades. Hay una diferencia de 11 entidades.

FENCOVA presenta 36 entidades al 3 de julio de 2020, cuando en el certificado del 15 de junio solo figuran 18 entidades. Hay una diferencia de 18 entidades, lo que podría haber alterado de manera significativa la composición de la CP, ya que con esos datos FENCOVA habría contado con un miembro en la reunión del 18 de julio, que no tuvo

FIVASCO presenta tiene 30 entidades al 3 de julio de 2020, mientras que en el certificado del 15 de junio de 2020 tan solo figuran 18 entidades. Hay una diferencia de 12 entidades. Un número suficiente que habría supuesto un miembro para FIVASCO en Ia reunión del 18 de julio de la Comisión Permanente, que no tuvo.

Aiman Adlbi, que también fue nombrado presidente de la UCIDE unos días antes, paso previo para alcanzar el trono de la CIE, es un fiel continuista de una línea que siempre brillará en la memoria de los musulmanes de España como pusilánime y falta de rigor ante la realidad de la propia vida.

Un caso significativo, el penúltimo a sumar en una larga lista, es el caso de la ERI en Murcia.

Alea jacta est.

 

 

 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/islam/varias-entidades-musulmanas-denuncian-juzgado-reunion-cie-18-julio-2020/20200921211341007294.html


© 2020 https://www.islamnews.es/

https://www.islamnews.es/