jueves 18.07.2019
108 años desde su fundación

Las viudas de los Regulares musulmanes perciben 50 euros año, y no siempre les llegan (1)

* Dámaso Berenguer fundó en Melilla Las Fuerzas Regulares Indígenas...

Las viudas de los Regulares musulmanes perciben 50 euros  año, y no siempre les llegan  (1)

Las Fuerzas Regulares son las unidades con más condecoraciones de las Fuerzas Armadas,  http://www.ejercito.mde.es/unidades/Ceuta/greg54/Henchidos de gozo por tanta cruz y por tanto mérito, como diría el Arcipreste,​ no dejó ver el cumplido sufrimiento de quienes dieron su sangre y su vida.

Tanto arrojo y  tanta gallardía de poco sirvió a todas aquellas  viudas de  tan valientes soldados,  hoy agasajadas con dulces y bebidas, y con cámaras incluidas. Mujeres humildes que nunca tuvieron derecho a pensión, pero no solo ellas fueron borradas cual número de una pizarra, sino también  los propios Regulares, quienes una vez terminada la guerra se encontraron con pensiones que no alcanzaban las 20 mil pesetas de entonces.

Las viudas vienen recibiendo 50 euros cada año, y no siempre llegan “por falta de presupuesto”, según cuenta el presidente de la Asociación Cultural de Militares Regulares (ACUDEMIRE).

Las Fuerzas Regulares cumplen años, 108, el próximo domingo 30 de junio de 2019. Un día como ese, en Melilla, el 30 de junio de 191, fue creada la unidad Fuerzas Regulares Indígenas de Melilla. Su denominación fue cambiando por las diversas  reorganizaciones  que ha venido experimentando el Ejército, desde Grupo de Fuerzas Regulares Indígenas Tetuán nº 1 en 1916, a la actual; siendo además depositario de los historiales de los Grupos Ceuta nº 3, Larache nº 4, Xauen nº 6, Arcila nº 9, Bab-Taza nº 10 y del Regimiento de Infantería Ceuta nº 54.

20190626_205719Actualmente el Grupo se articula en una PLMM y un Tábor (batallón de infantería). El Tábor Tetuán nº 1 es una unidad operativa, moderna, cohesionada, unida, altamente motivada, fiel reflejo de las virtudes de la infantería española; las cuales se ven incrementadas por el espíritu Regular que se fundamenta en el glorioso historial de estas fuerzas, forjado por sus héroes y por todos aquellos que nos precedieron, así como en el mantenimiento de sus tradiciones. Además de vivir el presente preparándonos para el futuro, nos esforzamos en mantener nuestras tradiciones y honrar a nuestros héroes y veteranos.
Es obligado visitar nuestro acuartelamiento González Tablas, en el que se respira el espíritu Regular y en el que se podrán admirar, además del museo específico, una serie de instalaciones, salas, motivos decorativos y bancos de mampostería artesanalmente labrados, que le proporcionan al conjunto un aire típicamente moruno
. Así es cómo se describe en su web la unidad de Fuerzas Regulares, siendo su lema: Fiel Regular! Hasta morir!

En estos días de celebraciones, el coronel del acuartelamiento en Ceuta, Alfonso Javier Bueno, se acercó hasta el barrio ceutí de Poblado de Regulares, muy cercano al acuartelamiento al cual  debe su nombre porque daba cobijo a los miembros del Ejército que servían en el mismo. El motivo de la visita era honrar a un veterano Regular, Mohamed Ayad, el único que queda en el barrio.

350 berenguer

Uno de los actos previstos para el próximo domingo es el agasajo a los Reclutas que aún viven, incluso se espera un autocar que llegará desde Marruecos con Regulares de muy avanzada edad.

El fundador de las Fuerzas Regulares Indígenas fue Dámaso Berenguer Fusté, un militar que se forjó en Cuba para luego volver a España para ocupar diversos puestos de responsabilidad hasta que fue destinado a Marruecos. En 1909 ascendió a teniente coronel por antigüedad, fue nombrado ayudante del ministro de la Guerra, cargo que desempeñó apenas un trimestre, y al concluir el año se le confió el mando del escuadrón de Cazadores de Melilla.

Según la Academia de la Historia: Berenguer  desarrolló desde entonces su carrera  en Marruecos, aunque como militar africanista resultaba atípico, porque era hombre reservado, estudioso, culto, honrado, prudente y calculador. Se puso a estudiar árabe y las tácticas de la guerra colonial para aplicarlas en Marruecos, lo que luego plasmó en un libro en el que sostiene la conveniencia de avances muy limitados, previamente bien calculados en todos los detalles y con un conocimiento riguroso del terreno, utilizando tanto como fuera posible las fuerzas indígenas de los Regulares y explotando al máximo el flanco más débil del enemigo

El fundador de las Fuerzas Regulares tenía un concepto muy claro sobre las debilidades del enemigo, un punto sobre el que había que enfocar toda la fuerza posible:

 “su propia codicia y sus inconstancias, envidias y odios, rivalidades y ambiciones, que siempre les hacen estar predispuestos a la traición y a pactos vergonzosos, y les incapacitan para la unidad dentro de su propia causa”. Las conclusiones de Berenguer sobre los flancos más débiles del enemigo se aplicaron en toda su extensión, en todo ello ayudando el abono de la pobreza y la miseria que asolaban la región.

El fundador de Los Regulares Indígenas sabía lo que decía, sin embargo, esa incapacidad para la unión que resalta no fue tal, pues cierta unión sí que existió, según cuenta la historia.

Los Regulares Indígenas eran musulmanes en su inmensa mayoría. El grueso de la primera unidad se fundó en Melilla, con musulmanes de la ciudad, a la que siguió Ceuta y algunas ciudades del Protectorado. Se les inscribía mediante números, nunca por sus nombres y apellidos.

Islamnews.es publicará en los próximos días un reportaje sobre todo lo que encierra aquella idea de Dámaso Berenguer y en qué medida benefició y afectó a todos esos miles de hombres que vieron en el Ejército español una oportunidad para conseguir una vida mejor -con entrevista incluida al presidente de ACUDEMIRE-, una entidad que nació para que la memoria de los Regulares Musulmanes “no quede en el olvido”, palabras de Dris Ahmed, su presidente.

Las viudas de los Regulares musulmanes perciben 50 euros año, y no siempre les llegan...
Comentarios