jueves 29/10/20
APÚNTESE A LA LIBERTAD Y A LA DEMOCRACIA

Al presidente de la UCIDE

* Tiene usted entre sus manos una decisión histórica. Elija libertad y democracia
 
 
Aiman-Adlbi-presidente-UCIDE (1)
Aiman-Adlbi-presidente-UCIDE

Usted, señor presidente de la UCIDE, está llamado a ser el presidente de la Comisión Islámica de España (CIE), pero tal nombramiento no será motivo de alegría, al menos para los musulmanes de España, cerca de tres millones, razón por la que su acceso a dicha presidencia resulta polémico y carente de esa popularidad que tantas cosas legitima, como es el cariño y el respeto de las gentes.

Y no lo es porque usted no va a ser elegido; antes bien, será nombrado por quienes detentan un poder que no les corresponde, ya que lo alcanzaron con métodos y prácticas impropias de la sociedad en la que vivimos.

Cuando esas manos levanten para justificar su nombramiento, estarán haciéndolo en nombre de la insidia, en nombre de una verdad inexistente, en nombre, en definitiva, de una razón que no les asiste, ya que tal acción se fundamenta en la hipocresía y en un cúmulo de mentiras.

No son pocas las voces que exigen la suspensión de la reunión en la que usted tiene todas las papeletas para ser investido presidente de la CIE. Sin embargo, estamos seguros de que su sentido común, así como  ese otro sentido que rige y es árbitro de los buenos y malos actos, le habrá hecho llegar cierta percepción de que la reunión del 18 de julio no tiene todas las bendiciones que debiera.

Usted, señor presidente de la UCIDE, tiene entre sus manos una decisión histórica, ya que debe decidir entre mantener la reunión del 18 de julio o bien proceder a su suspensión.

Si decide lo primero, es decir, mantener la reunión y salir nombrado presidente de la CIE, estará usted cargando en su conciencia un acto que dividirá sobremanera a los musulmanes de España, produciéndoles una herida que no será fácil curar y cicatrizar, será tanto el impacto que fragmentará la ya débil consistencia del colectivo musulmán en España, así como que, ya no solo el dolor que pueda ocasionar al conjunto de los musulmanes, sino también a usted mismo, ya que será reo de su propia conciencia, pudiendo ser motivo de arrepentimiento una vez alcance el horizonte de su vida.

Permita a la historia recordarle como el hombre que tomó una decisión histórica, que no dudó en detener una confabulación que tiene como único objetivo dividir a los musulmanes de España y consolidar un sistema de funcionamiento incapaz que no responde a las exigencias de los tiempos que vivimos, así como a mantener un sistema de retribuciones insano e impropio de cualquier tipo de mérito y esfuerzo.

En cambio, si decide suspender la reunión del día 18, la historia le recordará como un hombre valiente que no dudó en abrir un paréntesis ante una situación de división y malestar generalizado, promoviendo y concediendo una oportunidad para armonizar la opinión general de los musulmanes.

Concédale una oportunidad a la libertad y a la democracia, concédase una oportunidad a usted mismo.

Al presidente de la UCIDE
Comentarios