jueves 15/4/21
DETENCIÓN PRESIDENTE CIE

El presidente de la FEERI, Mounir Benjelloun, exige reunión urgente de la CIE

* A raíz de la detención del presidente de la Comisión Islámica de España, Aiman Adlbi, acontecida ayer martes, el presidente de la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas (FEERI), Mounir Benjelloun, ha exigido una reunión urgente de la  Comisión Permanente de la Comisión Islámica para tratar los acontecimientos derivados de la detención de Aiman Adlbi, al tiempo que insta a éste a que dé las explicaciones correspondientes, ya que “su detención perjudica de manera extraordinaria  la imagen de todos los musulmanes de España”

Aiman-Adlbi-presidente-UCIDE (1)
Aiman-Adlbi-presidente-UCIDE-CIE

A raíz de la detención del presidente de la Comisión Islámica de España, Aiman Adlbi, acontecida ayer martes, el presidente de la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas (FEERI), Mounir Benjelloun, ha exigido una reunión urgente de la  Comisión Permanente de la Comisión Islámica para tratar los acontecimientos derivados de la detención de Aiman Adlbi, al tiempo que insta a éste a que dé las explicaciones correspondientes, ya que “su detención perjudica de manera extraordinaria  la imagen de todos los musulmanes de España”.

Aiman Adbli, de 74 años, fue detenido ayer martes junto a dos de sus colaboradores, Mohamed Safwan Baba Kabel, también sirio de 70 años, y Mohamed Hatem Rohaibani Sleik, de la misma nacionalidad y de 61 años. Hatem es tesorero de la Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE) y miembro de la Comisión Permanente de la CIE.

Dentro de las subvenciones anuales que concede la Fundación Pluralismo y Convivencia (FPyC) para el mantenimiento de las confesiones minoritarias, los fondos Ibn Jaldún (musulmanes), Juan Valdés (protestantes) y Maimónides (judíos), participan en la elección de los proyectos a los que se destina para de las mismas. Cada confesión nombra un representante para decidir este reparto entre sus entidades. Hatem era el representante del fondo Ibn Jaldún durante el ejercicio de 2010,2016 y 2017. Estos fondos se crearon en 2010, y desde entonces siguen activos.

A los investigados en este procedimiento se les atribuyen los delitos de pertenencia a organización criminal, colaboración con organización terrorista, financiación de terrorismo, blanqueo de capitales, fraude fiscal, falsedad documental y favorecimiento de la inmigración ilegal, según publican diversos medios nacionales.

Las cuentas de la CIE nunca han estado faltas de polémica. En 2020 recibió 330.000€ para su “Proyecto Institucional Estatal 2020”.

El que fuera miembro de la Junta Directiva de la CIE, máximo responsable en la Comunidad Valenciana y miembro de su Comisión Permanente, Saíd Ratbi, publicó en junio de 2020 una “Reflexión Abierta”, en la que enumeraba las anomalías que había detectado durante sus cuatro años en el seno de la Comisión Islámica de España. https://www.islamnews.es/articulo/sociedad/mayoria-musulmanes-identifican-cie-ni-depositan-confianza-ni-expectativas-ella-said-ratbi-miembro-comision-permanente-cie/20200616122728006869.html.

Ratbi, defenestrado de todos sus cargos por su “osadía”, enumera un total de 22 carencias y anomalías que había detectado durante su paso por los órganos de dirección de la CIE. En el punto nueve habla de “opacidad y falta de transparencia en las gestiones…”

En su reflexión pone luz sobre el perfil dual de la CIE y la UCIDE, esta última con mayoría de miembros en la Comisión Permanente, lo que le permite bloquear todas las votaciones que amenacen su autoridad y control sobre los designios de la CIE.

“La mayoría de los musulmanes no se identifican con la CIE ni depositan confianza ni expectativas en ella”, Said Ratbi.

Por otro lado, cabe destacar la carta enviada por la Asociación de Consumidores Halal (ACOHA) a la vicepresidenta Carmen Calvo, solicitando una revisión de los procedimientos de concesión y control de las subvenciones que se otorgan a la Comisión Islámica de España. La carta, con fecha 23 de febrero de 2021, y con acuse de recibo el 26 del mismo mes, refleja la incertidumbre que la CIE ha venido cultivando entre la comunidad musulmana de España.

Zozobra que no hace más que agudizar la profunda desafección existente entre la ciudadanía y las entidades que presumen de interlocución directa y exclusiva con el Estado.

Lamentablemente, lo sucedido en el día de ayer, se suma a una serie de acontecimientos en los que se han visto implicados varios miembros de la CIE y UCIDE. Todas ellas se refieren a intervenciones vinculadas con presuntos actos delictivos: en febrero de 2017, una investigación policial sobre un familiar directo afectó al actual tesorero de la CIE y delegado en Andalucía; en julio de 2019 una macrooperación policial salpicó al ya difunto Riay Tatary con personas de su entorno próximo, de la Mezquita Central de Madrid y sede de la Asociación Musulmana de España (AME) de la que entonces era presidente.

Una gran mayoría de  ciudadanos musulmanes que viven en  España, consideran que los actos protagonizados por representantes de ambas entidades revisten tal gravedad que primeramente merecen unas claras, exhaustivas y serias explicaciones;  asunción de responsabilidad por parte de todas las personas implicadas ante los cargos que representan apartándose de los mismos, en tanto en cuanto continúe abierta la investigación, y por supuesto, un debate abierto y urgente con todas las entidades miembros de la CIE para acordar un código ético interno de la misma, inexistente a día de hoy.

Por otro lado, el comunicado de la CIE resulta insuficiente y vuelve a incidir en esa costumbre de mandar mensajes de calma a la ciudadanía, todo ello envuelto en la idea de que "aquí no ha pasado nada", cuando no es así, pues lo sucedido es de extrema gravedad y requiere asunción de responsabilidades inmediatas.

Time To Say Goodbye

 
 
 
 

El presidente de la FEERI, Mounir Benjelloun, exige reunión urgente de la CIE
Comentarios