jueves 29/10/20
ISLAM EN ESPAÑA -HISTORIA DE 28 AÑOS PERDIDOS

Adel Najjar, el escamoteador fatuo

* Adel Najjar, delegado vitalicio de la CIE  en Extremadura, intenta escabullirse del debate planteado por el señor López 
businessman-3964425_640

Adel Najjar, delegado de la CIE en Extremadura ha sido emplazado mediante un artículo de opinión https://www.islamnews.es/opinion/jesus-lopez-gil/preguntas-senor-najjar/20200708210239006992.html  para que responda a una serie de cuestiones relativas a su gestión y a la de sus compañeros al frente de la CIE.

Najjar respondió a Jesús López, autor del artículo de opinión con lo que sigue:

2dd6a72e-dc91-40ab-b89f-84260fdea3ed

El señor Najjar manifiesta su intención de contestar al artículo de opinión del señor López poniendo como condición que el periódico rectifique lo que él entiende por calumnias.

La opinión del autor es exclusiva del autor, así como que la opinión del periódico es exclusiva del periódico. Son opiniones diferenciadas y absolutamente independientes.

Quiere esto decir que, poner como condición que el periódico rectifique para que el señor Najjar responda a lo que le plantea el señor López, no es más que una forma de empantanar el debate, así como una forma de escudarse para no responder a las cuestiones que plantea el señor López en su escrito.

Si el señor Najjar considera que ha sido lesionado en su honorabilidad, le asiste todo el derecho del mundo para acudir a los tribunales, pero bajo ninguna circunstancia debe condicionar las respuestas que se le piden a una rectificación del periódico sobre cuestiones de las que únicamente es responsable el propio periódico.

Es muy posible que en el artículo en el que se le llama inquisidor exista cierta carga emocional, pero, fíjese en el Congreso y todas las cosas que en él se dicen.  Cierta dosis emocional se hace necesaria y es de obligada aplicación, dependiendo del momento y del asunto a tratar, siempre y cuando la misma se mantenga en unos límites razonables.

Usted nos emplazó para el Día del Gran Juicio Final por verter algunas críticas sobre su gestión y la de sus compañeros, lo que fue entendido por usted como “un ataque a su honestidad y conciencia”, cuando en realidad de lo que se trata es de algo tan simple como es la transparencia en la gestión de los asuntos públicos, pero usted confunde las cosas intencionadamente y como única salida recurre a la ancestral costumbre de emplazar a los críticos al Gran Día del Juicio Final, una respuesta propia de quien vive en los extremismos y que no concede ninguna merced a sus rivales.

Usted, señor Najjar, debe responder a las cuestiones planteadas por el señor López, dejando al periódico a un lado, ya que lo que dijimos lo mantenemos y lo ratificamos.

Resulta inaceptable que alguien como usted, que gestiona los intereses de los musulmanes escape a las aclaraciones que se le piden con ese tipo de afirmaciones.

Usted emplaza al día del juicio final a quienes les critican, prometiéndoles un castigo eterno de la mano del Gran Hacedor, como si usted supiese de Su parecer, deslizando la idea de que está convencido de que la condena divina será un hecho incontestable.

62183604_2211650928955853_1818502218416914432_nPersonas como usted utilizan la fe y la religión según interese. Ustedes se creen demasiado importantes para ser cuestionados, cuando nada de eso es cierto, pues lo que ustedes dicen representar no es más que un cúmulo de aberraciones. Y no sólo ustedes, sino también quienes han callado durante todos estos años, permitiéndoles campar a su antojo, sí, todos aquellos que gustan vestirse de defensores de los musulmanes abanderando asociaciones y magnificando discursos sectarios y excluyentes. Todos ellos son cómplices de esta historia tan dañina y perniciosa. Tal vez la historia les juzgue y tal vez no, pero de quien no podrán escapar es de la realidad de los hechos, y ahí es cuando surgirán las generaciones presentes y futuras, quienes serán las que les exijan cuentas.

Nosotros, señor Najjar, no pensamos emplazarle a ningún juicio; menos aún, realizaremos premoniciones sobre posibles condenas, ya sean divinas o terrenales.

Uno de los grandes males de los Acuerdos del 92 fue la imposición de la figura de “Un solo interlocutor”, que desembocó en la CIE que conocemos, y que lejos de constituirse en una entidad democrática, participativa e igualitaria, la CIE adoptó posturas dictatoriales, imponiendo la práctica del “juramento al líder” entre sus muchos adláteres, como santo y seña para quienes quieran permanecer dentro del tiesto organizativo de la familia.

El Profeta (sws) necesitó 23 años para construir el Islam. Ustedes han tenido 28 y, a diferencia de él, han tenido dinero, respaldo institucional, comodidades, paz, libertad de movimientos…incluso agua fresca, cosa con la que él soñaba, y, sin embargo, los musulmanes de España nada tienen para sentirse satisfechos y agradecidos a ustedes. Y no solo eso, pues también está la esperanza malograda, las ilusiones perdidas, ¿Cuánto cree que valen esas cosas?

Usted hace gala de que le concedieron una medalla…piense un poco y tal vez sienta algo de pudor.

Vamos a plantearle una única sugerencia, así como una sola pregunta con una serie de cuestiones:

Sugerencia 1.-

Habiliten un portal de transparencia y vuelquen ingresos y gastos de UCIDE-CIE, así como declaraciones de bienes de todos los integrantes de la Junta Directiva de la UCIDE y de la CIE, incluidas sus declaraciones de la Renta

Pregunta 1.-

Qué logros puede usted presentar a los musulmanes de España después de 28 años de gestión en sectores como: Educación, Cultura, Universidades, Acceso a becas, Innovación científica y tecnológica, Acción social, Atención a la tercera edad, Atención a las personas vulnerables, Discapacidad, Atención a la niñez, Juventud, Talleres formativos, Igualdad de género y participación de la mujer, Firmas de convenios para ensalzar la excelencia académica, Méritos deportivos, Patrimonio histórico… y lo que estime conveniente.

Adel Najjar, el escamoteador fatuo
Comentarios