sábado 04.07.2020
¿MAYORÍA ABSOLUTA?

El “Islam” de los 19

* Una CIE sin autoridad moral fija para el 18 de julio la elección de nuevo presidente

* `Lo que las leyes no prohíben, puede prohibirlo la honestidad´—  Lucio Anneo Séneca

 

El “Islam” de los 19

La reunión, de carácter extraordinario, se celebró en modo telemático, el trece de junio de 2020. Según el acta de la reunión, el encuentro tuvo lugar a las 15:00 horas. Asistieron 19 de sus 25 miembros. Los 19 son de la UCIDE; los ausentes (6), de la FEERI.

La Comisión Permanente de la CIE consta de 25 miembros, 19 de los cuales  están  adscritos a la red que la UCIDE tiene por toda España.

La reunión arrancó haciendo mención al marco jurídico que la ampara, recordando que los actuales estatutos están vigentes. Hay que recordar que la FEERI tiene denunciados los citados estatutos por entender que son contrarios a la ley, ya que se realizó una modificación en los mismos que eliminaba la figura del vicepresidente. La vista judicial sobre este asunto está prevista para los próximos días.

El secretario de la Comisión Permanente, Mohamed Ajana, que estuvo presidida por el miembro de más edad, Aiman Idlibi, recordó a los asistentes que el mandato de la actual Junta Directiva finaliza el 16 de julio de 2020.

Asimismo, el secretario apuntaló la celebración de la reunión en que la misma había sido promovida por los propios miembros dela Comisión Permanente, quienes exigieron por escrito la celebración de la reunión, aduciendo como motivo principal de su convocatoria el fallecimiento de Tatary.

Ajana recordó a los asistentes que el artículo 7.5 de los estatutos de la CIE contempla como válidamente constituida la reunión extraordinaria con la presencia de la mayoría absoluta de los miembros de la Comisión Permanente (19 de 25).

Tan solo dos puntos a tratar: El primero encomendar al secretario las gestiones necesarias para convocar reunión ordinaria de la CIE. En el segundo punto se fijó el día 18 de julio de 2020, a las 11:00 horas, sede de la CIE en Madrid, para la próxima reunión de la CIE, que tendrá carácter constituyente, así como que en la misma se elegirá nuevo presidente y nueva Junta Directiva.

La reunión terminó a las 16:50 horas. No hubo ni ruegos ni preguntas, algo insólito en una reunión de la que se esperaba algo de autocrítica y algo de apertura, pero está claro que lo mejor que ha hecho la CIE durante estos 28 años ha sido construir muros tan altos como ha podido, habilitando puertas como las de Alicia y el País de las Maravillas, por las que solo entran y salen los elegidos, a la usanza de los cleros monolíticos, que sienten aberración ante cualquier tipo de pluralismo, de inclusismo y a toda forma de equidad.

La reunión de la Comisión Permanente ha hecho oídos sordos a todas las peticiones que piden un nuevo modelo de gestión, basado en elecciones libres y transparentes, con un censo previamente consensuado, de modo que los candidatos a la Presidencia de la CIE puedan exponer sus programas, pero nada de esto va a hacerse, simplemente porque los que están no quieren que nada cambie, pues quieren seguir con sus prerrogativas de por vida.

Lo aprobado en esa reunión de la Comisión Permanente podría tener valor legal, tal como afirman, pero no tiene valor moral. Hay que recordar a todos esos miembros de la Comisión Permanente que faltaron 6 miembros, y que la mayoría absoluta de la que hacen gala enarbolando el artículo 7.5 de sus estatutos, no resulta suficiente si atendemos los principios morales y de honestidad que preconiza el Islam, y no solo el Islam, sino también otros fundamentos ajenos al mismo y que son elementales en cualquier sociedad libre y democrática.

Los 19 miembros que aprobaron y firmaron las actas de la reunión del 13 de junio, firmaron algo más que unas simples actas, firmaron y rubricaron su propia falta de razón y de justicia.

Tiempo habrá para exigir rendición de cuentas a una CIE adormecida en sus 28 años de inacción social, cultural y económica. Tiempo habrá para exigir auditorias.

Es hora de dejar atrás sentimientos de misoginia, rechazo a la participación de la juventud, de obstaculizar cualquier intento democrático en el seno de una organización que debería existir para servir a todos los musulmanes de España y no a un clero enfermizo en cuanto a ideas de progreso, de participación, de profundizar en las relaciones con los no musulmanes, en establecer puentes de concordia, en buscar y promover modelos de moderación y de incentivación para los más jóvenes, por citar algunas de las muchas inquietudes que tanto preocupan a la sociedad musulmana de hoy.

Esa reunión del 13 de junio no es más que una muestra de la insensibilidad de 19 personas que prefieren mirar para otro lado y no atender las justas reivindicaciones de las muchas asociaciones que han pedido diálogo.

19 miembros, 19 miembros, algunos de ellos con intereses empresariales y comerciales, para elegir en nombre de cerca de tres millones de musulmanes.

¿Es esto Islam?

El “Islam” de los 19
Comentarios