martes 11/5/21
UNA INICIATIVA DE FIVASCO

La Federación Islámica del País Vasco (FIVASCO) organiza un debate sobre el pasado, presente y futuro de los musulmanes en España

* Cinco miembros, representantes de diferentes federaciones que, desde la óptica de la crítica constructiva, dan el primer paso para trasladar a la opinión pública su análisis sobre la realidad que viven los musulmanes en España

* En unos tiempos convulsos, de crispación y desencuentro, es vital y más necesario que nunca, propiciar espacios de debate y reflexión conjunta

* Este primer debate no viene sino a constatar la necesidad de superar la superficialidad y acometer los cambios profundos, en estructura, forma y contenido, que precisa el actual sistema de representación, interlocución y servicio a la comunidad

FIVASCO 5 OK

El foro tendrá como panelistas a Mbarek Demouch,  coordinador nacional de la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas (FEERI),   Saíd Ratbi, presidente del Consejo Islámico Superior de la Comunidad Valenciana (CISCOVA),  Abdelazis Messaudi, presidente de la Federación Islámica del País Vasco/Euskal Herriko Islamiar FederaKundea (FIVASCO),  Mohamed Halhoul, secretario general de la Federación Consell Islámic de Catalunya (FIC) y a Abdelkader Aarab, presidente de la Federación Islámica  de Aragón, Navarra y La Rioja (FIARNARI).

Mbarek Demouche es licenciado en ingeniería agrónoma. Participa en el debate en calidad de coordinador nacional de la FEERI, única federación de ámbito nacional participante en el debate, las restantes son de ámbito autonómico. La FEERI cuenta con 220 entidades federadas.  Demouche también es vicepresidente de la FEERI y secretario de Casa Musulmana, así como que es miembro de la Comisión Permanente de la CIE en representación de la FIRM, Federación Islámica de la Región de Murcia (FIRM), que cuenta con cerca de 113.000 musulmanes, aproximadamente. El número de entidades en La Región de Murcia es de 128. 

Saíd Ratbi es fundador y presidente de Consejo Islámico Superior de la Comunidad Valenciana (CISCOVA). Ratbi es doctor en ciencias geológicas, mineralogía y geoquímica por la Universitat de Valencia. Cuenta con un máster MBA en administración de empresas. Es un reconocido experto en formación halal y en seguridad y calidad alimentaria. El número de musulmanes en la Comunidad Valenciana es de 222.000, aproximadamente, y el número de entidades asciende a 235.

Aziz Messaoudi, es graduado en Educación Social por la Universidad del País Vasco y miembro de la Comisión Asesora “ADOS” del Gobierno Vasco para la colaboración con las comunidades islámicas del PV, cuya función es asesorar y colaborar en el desarrollo del Programa de actuación del Gobierno Vasco para promover la convivencia junto a la comunidad islámica vasca; promover un Islam enraizado en la sociedad vasca y canalizar una comunicación fluida entre las instituciones vascas y las Comunidades Islámicas de Euskadi. El número de musulmanes en el País Vasco es de 63.000, aproximadamente, y el número de entidades asciende a 74.

Mohamed Halhoul es licenciado en letras hispánicas y es el secretario general de la Federación del Consejo Islámico de Cataluña (FIC). Halhoul es una persona muy conocida por su predisposición al diálogo interreligioso. Ha sido presidente del Grupo de Trabajo Estable de las Religiones de Cataluña (GTER). En diciembre de 2005, el presidente Artur Mas consideró esta entidad como principal interlocutora de la Generalidad de Cataluña con el mundo musulmán.   El número de musulmanes en Cataluña es de 565.000, aproximadamente, y el número de entidades asciende a 340.

Abdelkader Aarab, es empresario en el sector servicios y presidente de la Federación Islámica de Aragón, Navarra y La Rioja (FIARNARI), tiene una dilatada experiencia prestando cobertura a las comunidades islámicas de estas tres comunidades autónomas.  El número de musulmanes en Aragón es de 60.000, aproximadamente, y el número de entidades asciende a 80.

El debate

FIVASCO 5

Cinco miembros, representantes de diferentes federaciones que, desde la óptica de la crítica constructiva, dan el primer paso para trasladar a la opinión pública su análisis sobre la realidad que viven los musulmanes en España. En unos tiempos convulsos, de crispación y desencuentro, es vital y más necesario que nunca, propiciar espacios de debate y reflexión conjunta. Es apremiante echar la mirada atrás, reconocer los errores y extraer las lecciones que posibilitarán afrontar el presente y construir el futuro.  Un exhaustivo diagnóstico requiere de un espacio neutro de encuentro en el que, sin distinción alguna e igualdad de condiciones, todos tomen la palabra sin otro fin que ganar en sinergias que confluyan en una mejora de la calidad de vida de los ciudadanos.

Este primer debate no viene sino a constatar la necesidad de superar la superficialidad y acometer los cambios profundos, en estructura, forma y contenido, que precisa el actual sistema de representación, interlocución y servicio a la comunidad.

Según ha podido recabar IN los temas a tratar son los siguientes:

1 Análisis/ Valoración Acuerdo 92 (Nivel de desarrollo, resultados, beneficios, carencias, etc.) – 2 Logros alcanzados por los musulmanes en España a lo largo de todos estos años en el campo educativo, social y cultural – 3 Manifiesto firmado por 12 federaciones (Hasta dónde piensan llegar/planes) – 4 Método de representación actual (falta de consenso) – 5 CIE, situación crítica (Plan de actuaciones)

Un debate​ es el resultado de un acto de comunicación en el que varias personas opinan acerca de uno o varios temas y en la que cada uno expone sus ideas y defiende sus opiniones e intereses, también es una técnica de comunicación que consiste en la confrontación de ideas u opiniones diferentes sobre un tema determinado. Un debate está formado por tres entidades: los participantes, el moderador y el público.

El rol de los participantes es el que  debe protagonizar la esencia y frescura de cualquier debate, sin olvidar en ningún momento al público que escucha y presta atención. El moderador tiene como prohibición ser protagonista, así como obligación el mantener vivo el debate -esto incluye las oportunas dosis de serenidad y tensión- y que el mismo discurra por los cauces previamente acordados.

La iniciativa de FIVASCO debe ser seguida por otros muchos debates, todos los que sean necesarios para dar voz a todas las partes; federaciones, comunidades, asociaciones islámicas, etc., que sorteen el discurso hegemónico y estático, y sean capaces de repensar propuestas emancipadoras y de empoderamiento reales.

El entendimiento es necesario y surge como única opción útil. Mirar de frente y abordar los desafíos precisa de compromiso para el consenso y toma de acuerdos. Los egos mal discernidos no forman parte de las directrices que emanan de la Sunnah, proclives todas ellas a escuchar y ser escuchados. Nadie debe sentirse fuera de contexto y ajeno a esta iniciativa, pues solo intenta marcar un camino, que no es otro que el del debate serio y constructivo.

Los musulmanes representan aproximadamente el 4% de la población total de habitantes, españoles y extranjeros. Un dato que invita a la reflexión y que a su vez obliga a trabajar por un Islam español sereno, participativo y fomentador de ideas, todas ellas conducentes a imprimir solidez a una sociedad diversa y comprometida con los valores que emanan de la Constitución y de las libertades que la misma ofrece.

La Federación Islámica del País Vasco (FIVASCO) organiza un debate sobre el pasado,...
Comentarios