miércoles 5/8/20
CIE, MOTOR DE RETROCESO

CIE, temor e incertidumbre (PDF Manifiesto por un Islam democrático)

* Opinión / Flash News

* El día 18 de julio de 2020 no será un día cualquiera para los musulmanes de España. En ese día se nombrará, que no se elegirá,  un nuevo presidente de la Comisión Islámica de España, todo ello sin la intervención directa de los cerca de tres millones de musulmanes que en la actualidad viven en España

* Los musulmanes de España vivirán el próximo 18 de julio su `particular levantamiento´, que no es otro que la usurpación de su voluntad por unos cuantos

* Para añorar a Curro Jiménez

 

 

 

CIE, temor e incertidumbre (PDF Manifiesto por un Islam democrático)

CIE, 18 julio 2020, fraude de ley

Fraude, del latín fraus, fraudis es definido por la Real Academia de La Lengua Española como la acción contraria a la verdad y a la rectitud, que perjudica a la persona contra quien se comete, por lo que declaramos sin temor a equivocarnos, que la Comisión Islámica de España, comete fraude de ley.

La actual CIE se sustenta en unos estatutos de funcionamiento impugnados por la FEERI ante el Juzgado de 1ª Instancia de Madrid.

El epicentro de esta situación tiene sus orígenes más recientes en el año 2015, cuando se produjo una injerencia nunca vista hasta entonces, ni siquiera años después, por parte del Estado en los asuntos internos de una confesión religiosa en España. Definir su actuación como injerencia es decir poco; la amenaza de un golpe de estado a la comunidad musulmana es nombrarlo con justicia. El  inminente intervencionismo del estado sobre la CIE adquirió forma de un proyecto de  Real Decreto  en el que el Estado se arrogaba la potestad de nombrar a los representantes e interlocutores únicos de los musulmanes ante el Estado, imponiendo unilateralmente, una reforma de los estatutos por los que se regirían los musulmanes de España, derogando los estatutos aprobados democráticamente en el año 2015 que el mismo Estado se negaba a reconocer y con el único fin  de paralizar, una vez más, los derechos de la ciudadanía musulmana contemplados en el Acuerdo de Cooperación de 1992.

En la entrevista realizada por nuestros redactores  al presidente de la FEERI, Mounir Benjelloun, explicaba cómo en julio de 2016 se aprobaron unos estatutos fraudulentos con la complicidad de la administración española. Hechos que ya están impugnados en los tribunales por la FEERI y a raíz de los cuales esta federación boicotea cualquier tipo de participación en los órganos de la CIE. Ello originó una importante movilización social de las comunidades musulmanas de todo el territorio nacional y la publicación de un Manifiesto por un Islam democrático en España ¡No al Decreto, sí al Islam democrático!   en el que se valoraba la intervención del gobierno como un atentado contra la libertad religiosa de la ciudadanía de este país. Dicho manifiesto fue suscrito por multitud de entidades y comunidades musulmanas, asociaciones juveniles, instituciones de defensa de los derechos humanos, ciudadanos de a pie… a excepción de la UCIDE, quien finalmente suscribió los actuales estatutos del 6 de septiembre de 2016, teniendo  como resultado inmediato la supresión de la figura de vicepresidente  con el fin de fulminar la presencia de hasta entonces, dos secretarios generales de la CIE y  encumbrando como presidente de la CIE a Riay Tatatary Bakri.  Todo ello refrendado por el gobierno español.

El anuncio efectuado el pasado 17 de abril de 2020 por Mohamed Ajana El Ouafi, secretario de la Comisión Islámica de España, informando que, según los estatutos en vigor, el mandato de los órganos de la CIE expirará el 17 de julio de 2020 y que en base a tal condición iniciarán un proceso electoral que culmine con el nombramiento de los nuevos órganos de gobierno, se llevará a cabo “siempre que se cumplan los requisitos legales para ello”.

A pocos días de la fecha señalada, el próximo sábado 18 de julio de 2020, a las 11.00 horas, en Madrid, se celebrará la anunciada asamblea constituyente de la nueva Comisión Permanente de la CIE, y en la que, presumiblemente, se elegirá al nuevo presidente y Junta Directiva. La selecta Comisión Permanente que decidirá el fatídico destino de los musulmanes españoles la forman 25 miembros, distribuidos de la siguiente manera: UCIDE 14, FEERI 5, CISCOVA 1, FEME 1, FAICE 1, FIRM 1, FCMAE 1 Y FICAIB 1.

De los cuales, por afinidad,  la FEERI junto con FIRM sumarían un total de 6 miembros; la UCIDE y sus filiales/amigos de la Federación Islámica de Baleares (FICAIB), cuyo presidente es a su vez miembro de UCIDE  y actual delegado de la CIE en Baleares,  junto con el Consejo Islámico Superior de la Comunidad Valenciana (CISCOVA), presidida por Said Ratbi, también delegado de la CIE en la comunidad valenciana y miembros  ambos del club de los 19 de la UCIDE, se aseguran un total de 16 de los 25 miembros.

Los lectores de  Islamnews demandan un serio ejercicio de responsabilidad  a todas las federaciones miembros de la CIE, no una mascarada más; exigen un órgano real, representativo y democrático que actúe como interlocutor de los musulmanes ante la administración y  no  una delegación de gobierno para los musulmanes; el cumplimiento efectivo del Acuerdo del 92 y no más obstáculos, parálisis y zancadillas a las personas que los reclaman incluso vía judicial; una composición de miembros real, previa depuración de  asociaciones y comunidades “fantasmas” que carecen de actividad alguna y en cuyas sedes figuran registradas dos o más asociaciones; un verdadero órgano de gestión y coordinación conocedor de la realidad que viven los musulmanes en su día a día; un Islam autóctono y sin interferencias ni influencias de terceros, nacionales o extranjeros; un Islam que no precise de tutelas  ni “papados”, de corrientes o idearios fuera de contexto inspirados en “el copia y pega”  que tantos errores ha generado; una CIE que respete y acompañe los procesos de demandas, necesidades y reivindicaciones; cercana, útil, accesible, que sea lugar de amparo, que los musulmanes puedan contar y apuesten por ella; que esté a su servicio y no a su servicio y al de otros, que  sea digna del nombre y funciones para las cuales fue pensada y diseñada.

Sin embargo, desde esa  fuente de los deseos a la que tanto acuden los musulmanes, no baja sino agua amarga, por lo que su cántaro ya rompe, señal de que nada cambiará; el sistema de elección de la CIE no se ajusta a la realidad asociativa de los cerca de tres millones de musulmanes a los que dice representar ni a las prácticas democráticas de la sociedad española, por lo que urgentemente deben articularse unos mecanismos que den garantías de credibilidad y transparencia que hoy por hoy no se cumplen.

Es por esta razón, y por otras que hunden sus raíces en la ética y la mejor moral,  por lo que emplazamos a buscar fórmulas como las realizadas por varias comunidades en pos de la creación de una gestora que dirija la CIE con el fin de sanear las bases de su futura y necesaria regeneración.

Los pregoneros de la línea continuista se aferran a no perder sus privilegios en forma de puestos y  salarios, abducidos por una corriente materialista que les ha vaciado de todo contenido ético y moral, ya camino de una obsolescencia especulativa bien anclada  en 28 años de hipocresía rancia y absolutamente amarga.

Esa línea continuista, que no duda en iniciar sus reuniones con lecturas del Corán, olvida de forma premeditada sus años de incapacidad y de falta de soluciones durante los 28 años que llevan al frente de la CIE, al timón de los asuntos de lo musulmanes.

Un pabellón que no han sabido valorar ni cuidar, siendo la tensión permanente una constante en su forma de entender y aplicar posibles soluciones, una amenaza que vuelven a abanderar como única forma de gobierno, lo que aventura un tiempo nada plácido para todos los musulmanes que viven en España, una mala pesadilla que amenaza con repetirse y dejarles malheridos con secuelas de decepción, resignación y abandono.

Los musulmanes que viven en España NO pueden permitir tan vil atropello; si la CIE no entra en razones y escucha el clamor de la gente es muy posible que surjan iniciativas que fomenten la insubordinación a la autoridad que diga representar y pretenda aplicar la CIE que salga de la reunión del día 18.

Mucho deberán pensarse las distintas federaciones miembros de la Comisión Permanente su asistencia a la asamblea del 18 de julio, pues de hacerlo, serán colaboradores necesarios de una artimaña infame y que en futuro podría castigar sus conciencias.

Llegados a este punto, digno es hacer mención al escrito que el 24 de abril de 2020 dirigieron diversas mezquitas a Mercedes Murillo Muñoz, Subdirectora General de Libertad Religiosa del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, cuyo encabezamiento es el que sigue:

“La nota de la CIE en la que anuncia el proceso electoral para julio nos llena de temor e incertidumbre, pues realmente podemos constatar la falta de experiencia de la CIE en convocar y promover procedimientos de elección de cargos. Esta falta de procesos democráticos y transparentes, que consensue una representación aceptada por todos es el origen de la falta de unidad y concordia entre las comunidades islámica de España”.

La FEERI, FIRM, FEME, FCMAE, FAICE… firmaron en su día ese Manifiesto por un Islam democrático; es hora de demostrar con hechos aquellas comprometidas palabras.

CIE, temor e incertidumbre (PDF Manifiesto por un Islam democrático)
Comentarios