sábado 6/3/21
OBJETIVO: AUDITAR LA CIE

CIE: “Estamos trabajando en ello”

* Finalizado el año 2020 toca hacer ajuste de cuentas, ese sano y transparente ejercicio en el que se justifican las partidas de ingresos y gastos.  Sano porque es público, tangible y accesible a todos, aunque a más de uno le provoque urticaria y alguna que otra jaqueca tan sólo de pensarlo

* Ya sabemos que en el año 2020 la Comisión Islámica de España (CIE) obtuvo 330.000 € de subvención pública a través de la Fundación Pluralismo y Convivencia. Cuantía conocida, todo sea de paso, no porque la CIE lo hiciera pública en su página web, tal y como le exige la normativa, sino porque así lo informa la web de la fundación.  Para presumir de entidad ética y de principios, la CIE ya se apunta el primer incumplimiento de las condiciones de la convocatoria

los-seis-compaeros - copia
Atraco a las tres

Finalizado el año 2020 toca hacer ajuste de cuentas, ese sano y transparente ejercicio en el que se justifican las partidas de ingresos y gastos.  Sano porque es público, tangible y accesible a todos, aunque a más de uno le provoque urticaria y alguna que otra jaqueca tan sólo de pensarlo.

Ya sabemos que en el año 2020 la Comisión Islámica de España (CIE) obtuvo 330.000 € de subvención pública a través de la Fundación Pluralismo y Convivencia. Cuantía conocida, todo sea de paso, no porque la CIE lo hiciera pública en su página web, tal y como le exige la normativa, sino porque así lo informa la web de la fundación.  Para presumir de entidad ética y de principios, la CIE ya se apunta el primer incumplimiento de las condiciones de la convocatoria.

Y es que esa convocatoria es como soñar despierto pues menciona todo aquello que nos creímos de una entidad que aspira a tutelar a los musulmanes, y se lo cree: Programas ejecutados por las Federaciones y sus representaciones territoriales enmarcados en los ámbitos de funcionamiento de los órganos de gobierno y labores de representación, mejora de la capacidad de las federaciones para responder a las necesidades de la confesión conforme a las temáticas recogidas en los Acuerdos de cooperación con el Estado, prestación de servicios de asesoría jurídica y administrativa en beneficio de las confesiones, así como preservación y difusión del patrimonio histórico y cultural de las confesiones, entre otras.

Si tal y como reconocía el ya defenestrado Ratbi que  el 90% de la subvención que recibe la CIE lo destina al pago de las nóminas de sus órganos de gestión, la justificación de su memoria económica podría hacerla en un periquete. Eso sí, habrá que saber cómo la fundamenta.  Porque que nos diga que brinda servicio de asesoría jurídica ante la  posible conculcación de derechos que sufren los musulmanes, será de risa, al igual que decir que invierte en la preservación del patrimonio histórico y cultural islámico, faltaría más. Pero, sin duda, lo que más expectación nos genera, es justificar cómo se ganan sus nóminas. Porque tanto los miembros de la junta a sueldo o sobresueldo como sus representantes territoriales, de los que, por cierto, nadie conoce el proceso de selección de tales atribuciones, nunca rinden cuentas, al menos no unas que se puedan enseñar, tal vez por eso, después de 29 años aún seguimos esperando.

Otro de los objetivos de esta subvención es fortalecer la representación e interlocución con la administración, pues eso, hacia fuera será, porque lo que es el diálogo interno, promete condena. Les interesa tanto atender nuestras demandas que ni siquiera cuelgan en su web las delegaciones territoriales que tienen; nombres de los delegados, sedes y contactos. Todo permanece en la sombra, oculto, no vaya a ser que los musulmanes les descubran y acudan a interesarse.  

Cómo para pretender conocer su actividad, régimen laboral o cuantía de los sueldos. Porque que nos vengan a decir que el sueldo se justifica con una reunión oficial cada año; consejería, delegación de gobierno y ayuntamiento, es tratar a los musulmanes de tontos, vamos, ¡qué una foto no cuesta tanto!

Y es que, la CIE haría antes explicando qué objetivos tiene, actividades y presupuesto; programas, logros y avances en derechos reales; datos y hechos contables y tangibles, nóminas de sus miembros y delegados; criterios de transparencia, valoración y publicidad de acceso público.  Mecanismos de medición de eficacia en el cumplimiento de objetivos y eficiencia en la utilización de los recursos públicos recibidos. Pero esto provoca jaqueca, escozor y taquicardia.   Señor Adlbi, ¿de verdad nos quiere hacer creer que la subvención recibida repercute en una mejora de su capacidad para atender y responder a las necesidades de su comunidad y por la cual ocupa una gerencia? ¿La comunidad valida sus cuentas? ¿Dónde están? ¿Qué oscuros intereses les mueven? ¿Para qué están? Porque visto lo visto, algo les tiene muy ocupados y preocupados; los asuntos de los musulmanes no, desde luego.

Eso sí, tendremos que felicitarles porque en su web hacen gala de tener una categoría denominada “Transparencia”, de la que mucho nos tememos, hayan perdido sus claves de acceso o bien porque resulta camino árido y pedregoso para pies tan finos y lustrosos.

Los servicios que anuncia en su web están vacíos, sin contenido y  siempre justificados con la frase: ”Estamos trabajando en ello”, y así llevan 29 años.

https://comisionislamica.org/comisiones/comision-de-asistencia-religiosa/

https://comisionislamica.org/comisiones/comision-de-educacion/

https://comisionislamica.org/comisiones/comision-de-comunicacion/

https://comisionislamica.org/comisiones/comision-de-normalizacion-halal/

https://comisionislamica.org/comisiones/comision-de-mezquitas-y-cementerios/

https://comisionislamica.org/comisiones/comision-de-imames-y-formacion/

En otras el acceso resulta del todo imposible:

https://comisionislamica.org/comisiones/comision-de-la-juventud/

Ustedes disculpen, no se vayan a ofender que tengamos a bien preguntar, que por más que lo intentamos nada relevante encontremos en su página web, pues su difusión, más que información hace el efecto de simple publicidad.

Expliquen a los musulmanes que han hecho con el dinero que el Estado les ha dado durante los últimos 29 años. Háganlo, y ya de paso expliquen también a qué van destinar los 60.000 euros que les ha dado hace unos días la Ciudad Autónoma de Ceuta. Explíquenlo, ustedes se dicen musulmanes, pues actúen como tales. Expliquen qué hacen con el dinero de los musulmanes y concédanse paz interior: AUDITEN LA CIE.

De la Fundación Pluralismo y Convivencia demandamos más seriedad, pues, aunque vaya a manos de unos pocos, reparten dinero público que pagamos entre todos.

Habrá que preguntarle a la vicepresidenta Calvo si cree prudente seguir dándole dinero a entidades que llevan 29 años tirando de las ubres del Estado sin que se les conozca oficio ni beneficio.

 
 

CIE: “Estamos trabajando en ello”
Comentarios