martes 27/10/20
EL SILENCIO DE LA CIE

La CIE no contesta a FEME

* El aparato administrativo de la CIE y el de sus órganos directivos colgaron hace tiempo el cartel de “Volveremos pronto”, aunque sin especificar fecha

manipulation-1875815_640

Si hace unos días era la Federación Islámica de la Región de Murcia, FIRM, la que se quejaba mediante burofax por la inacción de la CIE, ahora le ha tocado el turno a la Federación  de Musulmanes de España, FEME, aunque en este caso, a diferencia de la FIRM, no hay queja, solo reenvío del escrito desahuciado por la CIE.

FEME 1 (1) 

La evidencia de  carácter entre FIRM y FEME es firme, pues  FIRM exige explicaciones, mientras que FEME calla y muestra obediencia a quien nada hace.

La Federación  de Musulmanes de España, FEME, remitió una carta el 7 de septiembre  al presidente de la CIE, Aiman Adlbi, en la que  anticipaba los nombres de  miembros de su federación para que  fueran incluidos en las distintas comisiones técnicas que, según parece, la CIE viene preparando desde hace años y que nunca culmina.

Ahora, a punto de cumplirse un mes desde el envío de la misiva, la FEME ha decidido volver a enviar una nueva petición con el mismo contenido, ya que la CIE no hizo ni caso a la carta de la FEME, desatendiendo incluso el encabezamiento de “querido señor presidente” escrito por la FEME, en un intento de dorarle la píldora a quien se supone debe poner orden en la CIE. 

La FEME, después de su reunión virtual del 26 de septiembre, ha dejado entrever su profundo disgusto, puertas adentro, por el silencio de la CIE, que no contesta ni parece que vaya a hacerlo; sin embargo, la FEME no va a presentar ninguna queja por la indiferencia de la CIE hacia su escrito de 7 de septiembre; antes bien, seguirá sumisa y aplaudiendo el desinterés y la desgana de una CIE que ni está ni se le espera.

Este tipo de Federaciones, que hacen del servilismo modo de identidad, no son de utilidad para el conjunto de los musulmanes de España, ya que nunca exigen la aplicación de un mínimo de derechos, como que tampoco se atreven a contrariar a quienes toman decisiones en nombre de todos, pues tan inaceptable es que la CIE no responda al escrito de una federación, como tampoco lo es que dicha federación no pida explicaciones y se limite únicamente a reenviar el escrito que fue objeto de desahucio en una primera instancia.

Por otro lado, resulta sorprendente que las federaciones que sostienen y componen la CIE no hayan exigido el establecimiento de una figura como pueda ser la del Defensor de Entidades, por ejemplo, todo ello enmarcado en un Manual de Atención Administrativa, aunque hablar de esto puede parecer de un atrevimiento excesivo, teniendo en cuenta los paupérrimos índices de eficiencia organizativa de la CIE, inexistente a todas luces, salvo en su superficialidad.

La CIE no contesta a FEME
Comentarios