lunes 8/3/21
ATAQUES INACEPTABLES

“Te callas mora de mierda, estás para que te violen y te torturen, puta cerda”

* Tal vez, Ceuta sea el lugar con más racistas por metro cuadrado del mundo y de musulmanes que lo aceptan

* Un racismo que, muchas veces, se esconde entre modos y modales plásticos, pero que no deja de ser tan cruel como cualquier otro que se muestra brutal y sin careta

 
 
Nabila-Soliman-secretatria-de-Igualdad-y-Feminismo-Interseccional-de-Unidas-Podemos-Ceuta-Sempere
Nabila-Soliman - Foto: JA Sempere

Nabila Soliman es secretaria de Igualdad y Feminismo Interseccional de Unidas Podemos Ceuta. Hace unos días se  pronunciaba sobre el caso de la vacunación del consejero de Sanidad, Consumo y Gobernación, Javier Guerrero (PP). Soliman manifestó que no le convencían las explicaciones del político y que, a su juicio, debía dimitir. En igual sentido se habían pronunciado otros responsables de partidos políticos como PSOE, Vox Ceuta, Caballas o MDyC.

Tal vez Ceuta sea el lugar con más racistas por metro cuadrado del mundo. Un racismo que, muchas veces, se esconde entre modos y modales plásticos, pero que no deja de ser tan cruel como cualquier otro que se muestra brutal y sin careta

Para Nabila Soliman los mensajes misóginos e islamófobos no son una sorpresa, sin embargo, esta vez recibió un mensaje a través de las RRSS  y bajo un perfil falso, que le hizo sentir miedo, como reconoce en una declaraciones a El Foro de Ceuta: https://elforodeceuta.es/te-callas-mora-de-mierda-estas-para-que-te-violen-y-te-torturen-puta-cerda/.

“Lo que más me entristece de todo esto es que este tipo de ataques están normalizados en la sociedad ceutí. Lo están hasta al punto de que otra gente incluso los justifica y te culpa a ti misma porque ‘te expones mucho’ o ‘hablas mucho'”, se lamenta ante el medio ceutí.

Soliman confiesa que este no es el primer mensaje que recibe de estas características. Para añadir que, “es algo que me persigue desde que me di a conocer durante los periodos electorales”.

“Me suelen atacar con cosas típicas como el tema del ‘velo’, mensajes machistas, amenazas… Pero lo que siempre está presente en todos es, sin duda, la islamofobia”, explica. Entre septiembre y octubre de 2020 ha recibido “amenazas de muerte” que están dirigidas no solo a ella, sino también hacia su familia. “Yo nunca había pensado en denunciar este tipo de mensajes, pero esta vez me asusté, la verdad, y por eso acudí a comisaría “, señala para El Foro de Ceuta.

“A las mujeres se nos machaca siempre que alzamos la voz y si encimas llevas hijab y hablas sin complejos, supone un plus”, afirma Soliman.

Las prácticas de antaño se siguen aplicando en todo el entorno del colectivo musulmán, que no son otras que premiar mediante subvenciones a entidades afines, a las cuales se les cierra la boca con billetes y sonrisas bien engrasadas en despachos de difícil acceso. Son entidades que se definen como musulmanas, cuando en realidad no son más que soportes prácticos de un PP convencido de que con poca calderilla mantendrán un perfil bajo durante cuatro años, que luego será renovado, y así sucesivamente.

Son las entidades “musulmanas” de Ceuta. No están, no existen.  Nunca dicen nada, ni dirán nada, salvo para mirar fecha y ver si les han depositado la subvención prometida. Nada les importa que se vitupere a las personas por su condición religiosa; menos aún, que se produzcan ataques islamófobos de cualquier índole, tampoco acciones de contenido misógino.

Hacer una visita al barrio de El Príncipe es hacer de notario ante una realidad que golpea a cualquier conciencia viva, pues ver a todos esos jóvenes sin más esperanza que el día a día te hace comprender que algo no se hizo bien durante tantos y tantos años, que todos los millones que llegaron de Europa no se invirtieron en hacer una sociedad más justa y equilibrada, que todos los millones que llegaron desde Madrid tampoco fueron usados para revertir una situación que haría sonrojar a cualquier político con un mínimo de decencia. Pero no se engañen, esto es Ceuta, un mundo aparte. Que se lo digan a las entidades "musulmanas", ya sean las de Claudio Vázquez, Príncipe, Bermudo Soriano y así hasta alcanzar 70. 

“Te callas mora de mierda, estás para que te violen y te torturen, puta cerda”
Comentarios