lunes 16.09.2019
una situación endémica

Los mataderos marroquíes, un peligro para la salud

* Grave riesgo por consumo de carne, según ONSSA

Los mataderos marroquíes, un peligro para la salud

"Los mataderos del país no cumplen con las normas de control sanitario",  Oficina Nacional de Seguridad Alimentaria (ONSSA).

Según ONSSA, “existe un gran riesgo en la carne distribuida a los consumidores por los mataderos en todo el país… la carne que se consume no se somete a ningún control veterinario, lo que abre el camino a posibles contaminaciones y la posibilidad de exponer a los consumidores a enfermedades muy graves”, concluye

En un informe anterior, el Alto Comisionado para la Planificación (HCP), instó al gobierno a reaccionar rápidamente, dando la alarma sobre la falta de normas de higiene en los mataderos. La mayoría  no respetan las normas sanitarias. Hasta la fecha, el Gobierno no ha tomado ninguna medida que tenga como objetivo acabar con el desorden existente en los mataderos.

El incumplimiento de las normas y estándares de salud significa que millones de consumidores están expuestos a enfermedades infecciosas. A pesar de las circulares publicadas, el Gobierno, en particular el Ministerio del Interior, no tomó ninguna iniciativa para luchar contra la matanza ilegal y,mucho menos,para establecer una política nacional contra este flagelo.

La doctora veterinaria, Bouazza El Kharrat, también presidenta de la Asociación Marroquí para la Protección del Consumidor, denunció la actitud pasiva de los servicios concernidos, a pesar de las numerosas advertencias al respecto durante más de 15 años.

El Kharrat señaló que "los mataderos no controlados, que no cumplen con los estándares necesarios, están a merced de las bacterias, como resultado de la acumulación de sangre y basura, con el riesgo de contaminación de la carne y, por consiguiente, del consumidor final”.

En Marruecos la falta de control sobre los mataderos es endémica, tanto o más cuando se refiere a las matanzas ilegales, sin ningún tipo de control veterinario, animales, en definitiva, que son llevados a puestos de venta fijos y ambulantes sin las mínimas garantías sanitarias.

Asimismo, hay que destacar la falta de higiene  tanto en mataderos como en las carnicerías, en las que puede observarse una alarmante falta de limpieza e higiene en la mayoría de estos establecimientos.

Ya debe ser muy grave la situación como para que ONSSA haya decidido suspender las actividades de los mataderos en todo el país.

Resulta sorprendente que un país que se manifiesta como musulmán, se vea en la necesidad de advertir a los consumidores sobre graves riesgos para la salud por consumo de carne, todo ello por falta de seguridad sanitaria, cuando los principios más básicos del halal preconizan eso, higiene.

Los mataderos marroquíes, un peligro para la salud
Comentarios