lunes 16.09.2019
la caída en picado del servicio de urgencias

La alarmante situación de Urgencias del Hospital Universitario de Ceuta

Un artículo de islamnews.es

* "La herencia del PP ha sido muy dura", médico de urgencias

Foto: Cedida El Pueblo de Ceuta
Foto: Cedida El Pueblo de Ceuta

Algunos profesionales que prestan sus servicios en el área de urgencias alertan sobre  la situación que vive uno de los departamentos más importantes del centro hospitalario, hasta el extremo de que muchos  rechazan la invitación para trabajar en el mismo, pues las condiciones para ejercer en urgencias “se han hecho insoportables”.

“Urgencias se ha convertido en una especie de centro de salud, pero sin personal y sin la formación adecuada y sin organización y sin material”, señala un profesional que prefiere mantener el anonimato por razones de seguridad. Y no es la único que piensa de ese modo.

Urgencias ha cambiado mucho en los últimos meses, tanto que ya no resulta atractivo para los profesionales que ejercen en el hospital, sobre todo por las duras jornadas que hay que realizar y “porque falta de todo”.

La pendiente por la que corre urgencias data de  2016, momento que el departamento de enfermería nombra un nuevo supervisor. Desde esa fecha “las cosas han ido a peor y dirección no se entera de nada”.

Algunos profesionales reconocen  la gestión socialista,  “se ha notado algo de mejoría en el conjunto organizativo, pero no en urgencias, que sigue sufriendo una dejadez a la que nadie hace frente, el servicio necesita de un cambio drástico en todos los aspectos, incluido el del supervisor y el de jefe de servicio”, señalan algunos profesionales que hacen su trabajo en urgencias y que por razones de seguridad prefieren mantener anonimato.

Situación insoportable

 “Los que mandan no se preocupan de que el personal esté situado correctamente, el servicio de material no está bien organizado, a los desfibriladores ubicados en críticos les ha faltado papel durante meses y no han funcionado correctamente, y se trata de un aparato diseñado para salvar vidas… tampoco funcionan las máquinas que hacen los electrocardiogramas, viéndose el personal de un sitio a otro en busca de alguno que funcione, es un aparato que hace mucha falta sobre todo cuando hay dolor torácico para determinar si es infarto o alguna arritmia importante…los monitores de observación no funcionan todos, y se supone que con ellos hay que vigilar a los pacientes,  en los monitores faltan pulsioximetros para medir la tensión… Lo que quema de urgencias es la desorganización que existe, que el supervisor pasa de todos, que nos trata fatal, que no tenemos material para trabajar porque no hace bien el almacén y no nos trae medicación  ni material fungible… nunca da la cara por nosotros y nos vende como judas a Jesucristo…”, palabras de profesional que conoce todos los recovecos de urgencias y que muestra un panorama desolador en uno de los puntos más sensibles del Hospital Universitario de Ceuta.                                                                                                                                                                       

Islamnews.es pudo contactar con un facultativo que conoce bien   urgencias: “la herencia del PP ha sido dura.  Es cierto que la lista de espera se ha reducido, pero tiene que haber más personal, más descanso para los médicos y una mejor retribución…”, preguntado sobre el mantenimiento, fue determinante en su respuesta: “el mantenimiento tiene que mejorar”. A word to the wise is sufficient.

Una de las quejas recibidas tiene que ver con los médicos residentes. Profesionales de la medicina que acaban de terminar su carrera y que llegan al hospital para hacer una determinada especialidad.

Algunos  residentes de primero acostumbran a pasar visita sin la obligada presencia de un adjunto, una especie de médico tutor, que debe acompañarles cuando hay que ver pacientes, “esta premisa no se cumple en su  totalidad”, señala  la fuente de islamnews.es, y añade “se da la circunstancia de que en el hospital hay residentes suspensos, es decir, que no han conseguido superar el primer año de residencia”.                                                                                                                                                       

Puede  que urgencias sea el punto más caliente del hospital y el que más desgaste causa,  pero por eso mismo debe mantenerse en perfectas condiciones de servicio y con todos los argumentos necesarios para ofrecer a los ciudadanos un servicio útil y eficaz, capaz de devolverles la salud con las máximas garantías y en el menor tiempo posible, garantizando al mismo tiempo las mejores condiciones de trabajo a todos los que en dicho sitio prestan sus servicios.

Lo que denuncian los profesionales que trabajan en urgencias debe ser sometido a valoración por los responsables máximos del hospital, escuchándoles y calibrando hasta qué punto se han retraído las condiciones del servicio, de modo que la situación pueda encaminarse hacia su verdadero objetivo, que no es otro que servir y ofrecer un trato justo y equilibrado para todos, ya que de no hacerlo las consecuencias pueden ser terribles para todos.

La alarmante situación de Urgencias del Hospital Universitario de Ceuta
Comentarios