jueves 18.07.2019
Falleció Alfredo Pérez Rubalcaba

Muere un gran político

* Alfredo Pérez Rubalcaba falleció este viernes en el Hospital Puerta de Hierro de Madrid, a causa de un ictus que sufrió el pasado miércoles.

Muere un gran político

Alfredo Pérez Rubalcaba  falleció  este viernes  en el  Hospital Puerta de Hierro de Madrid, en el que se encontraba ingresado desde el pasado miércoles tras sufrir un ictus.

La capilla ardiente de Alfredo Pérez Rubalcaba  será instalada en el Congreso de los Diputados este viernes a partir de las 20:30 horas.

La muerte de Rubalcaba ha provocado una profunda consternación entre los dirigentes de su partido, en  toda la familia socialista y en general, en el mundo de la política. 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha destacado que Rubalcaba era "un hombre de Estado y socialista comprometido que ha dedicado su vida entera a servir a su país" y ha señalado que "el fin de ETA y grandes avances sociales llevan su firma".

Muchos dirigentes políticos  han expresado su pésame por la muerte del exsecretario general socialista. Los líderes de Unidas Podemos, Partido Popular, el lehendakari, Iñigo Urkullu, y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, quienes  han elogiado su trayectoria política y han trasladado su apoyo a la familia. 

Con la muerte de Rubalcaba el PSOE pierde a uno de sus más grandes activos. Un hombre respetado por todos y con una trayectoria política plena en entrega a su partido y a España. Asimismo, Rubalcaba destacará por su alta estima como político que sirvió con dignidad y que una vez dejó la política prefirió recuperar su puesto como profesor en la universidad y no dejarse llevar por el canto de las puertas giratorias. Un político digno, trabajador incansable, amable y de fácil sonrisa que siempre quedará en el recuerdo de todos los españoles.

El fallecimiento, en plena  campaña electoral para las elecciones autonómicas y municipales del próximo 26 de mayo, supone para los socialistas un motivo más para seguir trabajando en busca de la victoria, tal como habría querido Rubalcaba.

La capilla ardiente del ex líder socialista se instalará en el Salón de Pasos Perdidos del Congreso de los Diputados a partir de las 20:30 horas de este viernes y volverá a abrirse entre las 9:00 y las 14:00 horas del sábado. La de Rubalcaba será la quinta capilla ardiente que acoge la Cámara Baja en los últimos años tras las de los expresidentes Calvo Sotelo y Suárez, el expresidente del Congreso Manuel Marín y el padre de la Constitución Gabriel Cisneros.

Rubalcaba, que tenía 67 años, lo fue todo en el PSOE, secretario de Estado, ministro en sucesivos gobiernos y secretario general entre 2012 y 2014. Su experiencia como diputado en el Congreso también ha sido muy extensa: se sentó en el hemiciclo por primera vez en 1993 y permaneció todas las legislaturas desde entonces hasta que dejó su acta  en septiembre de 2014. Rubalcaba siempre será recordado por su verbo fluido y su agilidad en las réplicas que le convirtieron en uno de los mejores oradores del Congreso.

Doctor en Química Orgánica y aficionado al atletismo, su primer ministerio en el gabinete de Felipe González fue el de Educación y Ciencia. A la enseñanza de esta disciplina en la Facultad de la Universidad Complutense volvió tras abandonar la política. Su segunda cartera le llevaría hasta el Ministerio de la Presidencia entre los años 1993 y 1996 mientras que desde marzo de 2004 hasta 2006 su tarea fue la de ser portavoz del grupo parlamentario socialista. En la segunda legislatura de Zapatero, Rubalcaba fue el hombre fuerte del Gobierno ya que ocupó la vicepresidencia y la portavocía, además de la cartera de Interior desde 2006, donde jugó un papel clave en el proceso hacia el fin del terrorismo.

Descanse en paz

Muere un gran político
Comentarios