martes 26.05.2020
TIEMPO DE AYUNO, TIEMPO DE FE

Qué es Halal y qué es Haram

Los nobles hábitos con los que el Islam enfundó al Halal desde su fundación se han visto alterados por la hoy denominada “industria halal”, una amalgama de suerte comercial que “certifica productos y servicios y organiza eventos con el sello halal”, en el que el componente mercantil protagoniza un papel de enorme relevancia, así desplazando aquellos valores y virtudes que hicieron posible aquel Halal genuino, humilde e irrenunciable y carente de todo signo mercantilista

* Halal y Haram, dos conceptos antagónicos que bien podrían hacer bueno  aquello de "sin resistencia al mal la vida carecería de sentido"

 Qué es Halal y qué es Haram

Contrariamente a la opinión popular, que circunscribe lo Halal a simples cuestiones de alimentación, especialmente a lo referido al sacrificio de animales, el Halal es un concepto mucho más amplio, tanto como se quiera, ya que está presente y permanece en la vida de todo musulmán/a durante toda su existencia.

El horizonte del Halal abarca todos los aspectos de la vida de un musulmán/a, pues interfiere y tiene presencia en los actos de cada persona, en la relación conyugal, con los hijos, con la forma de ganarse el sustento (cuando decimos “tienes que vivir y ganarte la vida en halal”, una forma de decir que tienes que ganarte el sustento con honradez y honestidad, tiene que ver también con la moda, las finanzas, medio ambiente, los cosméticos, los perfumes, etc., se trata de  un compendio de razones que rodean prácticamente todos los aspectos de la vida de  los musulmanes conforme a lo que preconiza el Islam.

Es, pues, la dimensión del Halal, fundamento y núcleo inseparable de aquella ciencia social que nos enseña cómo debemos desenvolvernos en el medio en el que transcurren nuestras vidas, y cómo debemos relacionarnos con las personas con las que vivimos y compartimos espacio social, cultural, económico y cualesquiera otros, siendo su principal compromiso con el que lo adquiere como forma de vida la aplicación de los mejores principios en todo lo referido a honestidad, honradez, bondad, solidaridad, así como todas aquellas virtudes que vivifican y hacen mejor al ser humano.

Es Vida Halal

QUÉ ES HALAL Y QUÉ ES HARAM

HALAL

Sobre el significado Halal: lícito, autorizado, saludable, ético, no abusivo Sobre el significado Haram: ilícito, prohibido, perjudicial, inmoral, abusivo. 

Halal .-  Este término puede ser aplicado a productos destinados a la alimentación, ya sean productos sólidos o bebidas, así como a productos destinados a la higiene personal, cosmética, peluquería, vestimenta, ocio, así como a otros aspectos de la vida cotidiana, sin olvidar aquellos otros que tienen el concepto de servicios, tales como el turismo Halal, tan en boga en estos tiempos, o bien los servicios financieros de carácter Halal, sin dejar de omitir aquellos otros que tienen relación directa con contratos de compraventa o prestación de servicios diversos.

El Halal, contrariamente a lo que se piensa, no es solo un plato de comida sin cerdo; antes bien, la dimensión del Halal es mucha más amplia y de esencia mucho más universal, tanto como que afecta al ser humano en todas las facetas de su vida, incluso llega a establecer pautas de relación del musulmán para con el no musulmán, de modo que la aplicación de cualquier aspecto Halal no cause perjuicio a quien no es musulmán.

El Halal es, pues, el método que regula la vida de todo musulmán, ya sea para comer, vestir, viajar, comprar productos para higiene y belleza personal, contratar servicios para descanso en viajes y certámenes privados y profesionales, contratar, vender, comprar, etc. Todo debe regirse en torno a normas que tengan como fin mantener un equilibrio que no cause daño a nadie.

La alimentación es el sector más expuesto a la normas Halal. De este modo, para que un alimento o bebida sea considerado Halal, debe ajustarse a la normativa islámica recogida en El Corán, en las tradiciones del Profeta Muhammad (sws) y en las enseñanzas de los juristas musulmanes.

Así, para que un alimento o bebida pueda ser declarado Halal debe estar exento de cualquier sustancia o ingrediente no lícito (Haram) o de cualquier componente que proceda de un animal o sustancia prohibida.

Debe ser un producto elaborado, manufacturado y/o almacenado usando utensilios, maquinaria y recursos humanos conforme a lo que estipulen las normas establecidas en el Islam referidas a la regulación de productos y servicios Halal, siempre atendiendo las normas sanitarias españolas, comunitarias e internacionales de cada momento.

El producto Halal destinado a la alimentación no debe ponerse en contacto con una sustancia o producto prohibido durante su elaboración, producción, procesado, almacenamiento y transporte. Su trazabilidad debe mantenerse y respetarse en todo momento. Los animales deben ser sacrificados de acuerdo con lo prescrito por la Ley Islámica.

Los pescados se consideran Halal siempre y cuando tengan escamas. Los criados en piscifactorías y en otro tipo de explotaciones deberán certificar el proceso de crianza y engorde de los peces.
Los alimentos deben estar compuestos por materias primas, ingredientes como conservantes, colorantes o aromas que en su origen o composición sean considerados Halal.

Los piensos y alimentos animales deben contener siempre ingredientes Halal. Cuando el término Halal se aplica a establecimientos del sector servicios(hoteles, hostales, bungalows, resorts, etc), significa que estos cumplen con las condiciones requeridas por los musulmanes en cuanto a cocina Halal (siempre separada y diferenciada del resto), hospedaje, transportes, sitio dedicado a la oración e instalaciones necesarias para la práctica de las abluciones.

Cuando el término Halal se aplica a productos de cosmética, perfumería, farmacia, puericultura, materiales de parafarmacia, higiene o higiene industrial implica que los mismos se han elaborado conforme a las normas establecidas por el Islam, entendiéndose que han seguido un procedimiento Halal y que están exentos en su composición de productos o ingredientes Haram y/o derivados.

Cuando el término Halal se aplica a productos financieros implica que los mismos cumplen con las condiciones exigidas por el Islam, en todo lo referido a tipos de interés, mora y otros condicionantes establecidos por el Islam.

HARAM

Es Haram todo animal que no haya sido sacrificado conforme a las normas establecidas por el Islam.

A tal fin, se entiende sacrificio Halal cuando el animal ha sido sacrificado posicionándolo en dirección a la Meca, que antes de su sacrificio se haya constatado la inexistencia de estrés, así como no haber sido sometido a ningún tipo de violencia activa ni pasiva, buscando posición que le resulte cómoda, sin atar, que el filo a usar sea el correcto y sin muescas en su recorrido, que el acto de pasar el cuchillo sea una hacia adelante y otra hacia atrás sobre la vena principal, siempre de modo rápido y preciso, no permitiéndose una tercera pasada, que en el momento de cortar se manifieste «En el nombre de Dios, Clemente y Misericordioso».

En consecuencia, todo sacrificio que no respete el condicionante anterior será entendido como Haram.

También son Haram las carnes de los animales hallados muertos o a los que se les ha infringido muerte mediante violencia, incluida la asfixia, incluso aquellos que han sido devorados por otros animales.

Es Haram ingerir la sangre de cualquier animal, la carne de cerdo y jabalí y sus derivados. Son también Haram los animales carnívoros y carroñeros, las aves con garras.

El alcohol y las bebidas que lo contengan independientemente de su porcentaje, las sustancias nocivas o venenosas, así como las plantas o bebidas intoxicantes.

Ingredientes procedentes de animales prohibidos o de animales no sacrificados de forma Halal. Los aditivos: E-441, E-422, E-470, E-483 y E-542, además de los provenientes de animales o alimentos Haram. El aditivo E-120 se considera Haram cuando se encuentra en un porcentaje superior al 0.006 de la composición del producto.

Es Haram la gelatina procedente del porcino. Productos elaborados que contengan o estén expuestos en su producción a contaminaciones cruzadas, que la materia prima no sea Halal o que no cumplan las normas de elaboración Halal.
Son Haram aquellos intereses financieros contrarios a las finanzas Halal. Las apuestas y subastas no reglamentadas conforme a lo que estipula el Islam.

Inicio y proyección Halal

Aunque la Organización de Cooperación Islámica y la Liga Mundial Islámica siguen siendo las Instituciones Islámicas globales más reconocidas, la industria Halal ha conseguido formar su propia identidad.

El inicio de la industria Halal tuvo lugar en 1998. Varios gobiernos del grupo ASEAN (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, en inglés Association of Southeast Asian Nations) arrancaron la iniciativa Halal, siendo que los gobiernos miembros de ASEAN condicionaran que los productos que entraran a sus países fueran Halal. Este fue el inicio de la industria Halal.

El auge del turismo islámico es una de las grandes tendencias del sector turístico en el siglo XXI. Se estima que el gasto de los turistas musulmanes aumentará un 52% de aquí hasta el 2020. Ante el crecimiento de este mercado, cada vez más empresas turísticas, sobre todo cadenas hoteleras, apuestan por desarrollar establecimientos «Halal» (admisible, en árabe). La oferta turística española también quiere crecer en este segmento.

Hacia el año 2020 el 14% de los viajes internacionales será realizado por turistas musulmanes, según un informe presentado por Dinar Standard en la feria ITB de Berlín el pasado mes de marzo.

Aquel inicio abrió las puertas de la imaginación de muchos especialistas en la ciencia Halal, pues a partir de ese momento un universo de posibilidades se abrió paso, y de este modo, la secuencia no ha conocido pausa. En efecto, la aplicación del Halal no se circunscribiría únicamente a la alimentación, sino a otros muchos aspectos de la vida de todo musulmán. Así, diversas ramas empezaron a consolidarse como ciertas y necesarias: “El Consumo Halal”, “El Comercio Halal” , “Banca Halal”, “Marcas Halal”, “Halal en las Bolsas de Mercados Financieros”, “Sacrificio Halal”, “Certificación Halal”, “Medioambiente Halal”, “ Turismo Halal”, “Transporte Halal”, etc. Hoy, el término Halal hace referencia a cerca de dos mil millones de personas, a las que hay que sumar todas aquellas personas que sin ser musulmanes consumen productos Halal por considerarlos productos bajo estricta revisión.

Sin necesidad de alejarnos mucho de nuestro entorno, podemos ver como ciudades cercanas, Granada, por ejemplo, cuyo Patronato Provincial de Turismo ha colaborado en la organización de la Halal Tourism Conference, que como su propio indica es una conferencia sobre turismo halal, y que tuvo lugar en la ciudad de la Alhambra.

Tienen que ser empresas inglesas, como la Creative Minds Media quienes organizan este tipo de eventos, que tuvo cerca de 400 participantes, cuyo beneficio económico directo se dejó notar en hoteles, restaurantes, comercios y otros establecimientos, así como un segundo beneficio de tipo promocional indirecto, a medio y largo plazo, ya que gran parte de los asistentes al evento han sido turoperadores, agentes de viaje y profesionales de la intermediación turística. La elección de Granada es “por sus raíces culturales y legado histórico”.

Haciendo una pequeña pausa para explicar un poco más la relevancia de este congreso, hay que decir que la demanda de turismo Halal es creciente, tanto como que ya supone el 23% del turismo mundial, así como que es transversal, lo que significa que no busca un solo tipo de actividad, sino que la diversifica hacia actividades culturales, compras, lujo, golf…

Satisfacer estas expectativas supone un gran trabajo para el sector, pues tiene que ampliar su oferta, siempre enfocada al turismo tradicional, para de este modo adaptarla a las necesidades específicas (sociales, culturales, de alimentación y religiosas que requieren los clientes musulmanes.

Qué es Halal y qué es Haram
Comentarios