viernes 25/9/20

Marruecos atraviesa uno de los momentos más preocupantes en su lucha contra la pandemia

* Casablanca, Fez, Marrakech y Tánger son las ciudades en las que más crecen los contagios

Marruecos atraviesa uno de los momentos más preocupantes en su lucha contra la pandemia

Según el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus: "Marruecos debería hacer más, en particular para revertir la tendencia alcista que estamos viendo actualmente". 

A todo esto, Suiza anuncia que cierra sus fronteras a partir del 16 de agosto a todos los viajeros procedentes de Marruecos. De este modo, Suiza añade a Marruecos a su lista de 160 países con riesgo epidemiológico.

El profesor Nabil Kanjaa, jefe de la unidad de cuidados intensivos del Hospital Universitario de Fez, describe "una situación difícil ... que no deja de tener consecuencias y sufrimiento para los pacientes y el personal médico".  En el distrito de Sahb El Ouard, Fez, un médico general asegura que, "el 75% de los pacientes que recibe en consulta tienen síntomas de Covid-19".

En el Hospital Ibn Al Baytar, la situación también es alarmante. Las solicitudes de material para realizar pruebas están llegando, pero el personal está luchando para cubrir las carencias, "Tenemos casos sintomáticos entre nuestros trabajadores, a quienes se les especificó claramente que el hospital ya no dispone de equipos para realizar pruebas", se lamenta un médico residente.

El Ministerio de Salud, consciente de la situación, ha puesto en marcha una serie de medidas restrictivas: el estado de emergencia sanitaria, vigente desde mediados de marzo, se amplía hasta el 10 de septiembre; Las pruebas rápidas están disponibles en las clínicas del vecindario de Casablanca (oeste) y Tánger (norte), dos de las ciudades marroquíes más afectadas, se han beneficiado desde entonces de dos nuevas unidades de atención para personas infectadas.

Es necesario aplicar la limitación de movimientos desde o hacia ocho ciudades. Los barrios que albergan viviendas, especialmente en Casablanca, la capital económica. Tánger y Fez están cerrados. A partir de ahora, se impone una multa de 300 dírhams (27 euros) en caso de "incumplimiento del distanciamiento social" y el no uso de mascarilla. Las fronteras permanecen cerradas "hasta nuevo aviso". Un duro golpe para el sector del turismo.

Los casos de contaminación están aumentando en las ciudades de Marrakech, Tánger y Casablanca. "Si la situación no se controla lo antes posible, contaremos por miles las contaminaciones diarias, advierte un conocedor del sistema de salud marroquí.  “Hace falta una gestión con liderazgo real y se requieren acciones correctivas inmediatamente ", advierte.

Marruecos atraviesa uno de los momentos más preocupantes en su lucha contra la pandemia
Comentarios