viernes 25/9/20
MARRUECOS

El Ejército despliega vehículos blindados en Tánger para frenar los contagios

* Tánger sufre algunas de las medidas de confinamiento más estrictas de todo  Marruecos

El Ejército despliega vehículos blindados en Tánger para frenar los contagios

Las Fuerzas Armadas Reales de Marruecos (FAR) han desplegado muchos vehículos blindados de transporte de personal (APC) en Tánger, para hacer cumplir las medidas de confinamiento contra el Covid-19.

Varias fotos y videos en redes sociales muestran a los vehículos blindados patrullando las calles de Tánger para monitorear el cumplimiento de las medidas de seguridad.

Los vehículos militares patrullan densamente los vecindarios con altos conteos de Covid-19, incluidas las carreteras que conducen a las zonas industriales de Tánger.

La región de Tánger-Tetuán-Alhucemas es actualmente la segunda región más afectada de Marruecos, registrando el 23,39% de los casos del país. La mayoría de los contagios se produjeron en las fábricas y unidades industriales en el Tánger Free Zone.

En las últimas semanas, el gobierno marroquí multiplicó los esfuerzos para controlar la propagación del COVID-19 en Tánger.

El 26 de julio, el Ministerio del Interior y el Ministerio de Salud prohibieron los viajes hacia y desde Tánger, junto con otras siete ciudades importantes, incluida la vecina Tetuán.

La decisión, que se tomó cinco días antes de Eid Al Adha, causó frustración entre los ciudadanos que planeaban pasar la fiesta religiosa con sus familiares.

Unos días antes de la decisión del gobierno, el Wali (Gobernador) de Tánger-Tetuán-Alhucemas prohibió a los trabajadores de la Zona Franca de Tánger salir de la ciudad durante Eid Al-Adha. La decisión tenía como objetivo contener la propagación de Covid-19 dentro de la ciudad y proteger otras regiones.

Medidas estrictas

El continuo aumento de los indicadores de Covid-19 en Tánger, a pesar de las estrictas medidas que se están tomando, llevó al gobierno a reimponer el cierre de la ciudad el 5 de agosto. De acuerdo con las nuevas regulaciones, los residentes de Tánger no pueden salir de la ciudad sin un permiso de circulación excepcional y todas las reuniones están prohibidas. Las tiendas, cafés y centros comerciales de la ciudad deben cerrar a las 10 p.m., mientras que los restaurantes deben cerrar sus puertas a las 11 p.m. Las autoridades también prohibieron el acceso a playas y espacios públicos, como jardines, complejos deportivos y campos que se frecuentan para los picnics.

Finalmente, el transporte público redujo su capacidad máxima al 50% de los asientos disponibles, en lugar del 75%. Las medidas de bloqueo son aún más estrictas en los vecindarios que fueron testigos de los puntos críticos de Covid-19. En estos barrios, los ciudadanos tienen prohibido salir de sus hogares sin un permiso de circulación excepcional. Además, los hammams (baños públicos) y los salones de belleza no pueden abrir en los barrios afectados.

Las medidas de bloqueo impuestas a Tánger son algunas de las más estrictas de todo Marruecos. Sin embargo, queda por ver si lograrán frenar la propagación de Covid-19, muy agresivo  en su avance.

El Ejército despliega vehículos blindados en Tánger para frenar los contagios
Comentarios