lunes 14.10.2019
El día de Arafah y el Id al Adha

JUTBA DEL VIERNES

JUTBA DEL VIERNES  09/08*2019

Título:  El día de Arafah y el Id al Adha

* Sheij Ahmed Bermejo

JUTBA DEL VIERNES  09/08*2019

* Sheij Ahmed Bermejo

Título:  El día de Arafah y el Id al Adha

Musulmanes, os exhorto a que tengáis Taqwa de Allahh, pues la Taqwa de Allah es la mejor de las provisiones que podemos llevar a la Próxima Vida.

Ciertamente el tiempo pasa de forma inexorable, pasa ante nosotros y no nos damos cuenta, hace unos días estábamos ayunando el mes de Ramadán, y hoy estamos ya inmersos en el mes de Dhul Hiyyah, un mes, que contiene unos días especiales, unos días en los que la recompensa por las buenas obras que hagamos en ellos serán multiplicados. Estos días que ya estamos terminando son los días del Hayy, los diez primeros días de este noble mes de Dhul Hiyyah.

Entre estos días en los que nos encontramos, hay un día que es superior al resto, el noveno día, el día de 'Arafah, un día en el que descendió una de las aleyas más importantes del Libro de Allah; siendo todas ellas importantes, la aleya en la que Allah dice: “Hoy os he completado vuestra práctica de Adoración, he culminado Mi bendición sobre vosotros y os he aceptado complacido el Islam como práctica de Adoración”. Wal hamdu lillah ala ni’mati al islam, wa kafa biha ni’ama; Alabanzas a Allah por el regalo del Islam, y es suficiente como bendición. Esta aleya descendió en el día de ‘Arafah, en el noveno día del mes de Dhul Hiyyah del año décimo de la Hiyra. En ese día, Allah, subhanahu wa ta’ala, completaba su Din para nosotros, completaba las obligaciones y prohibiciones que hay en nuestro Din, completaba el edificio del Islam y completaba la enorme y tremenda bendición que encierra.

Cuando esta aleya fue revelada y la recitó el Mensajero de Allah, saws, Sayiduna 'Umar Ibn Al Jattab, comenzó a llorar y el propio Profeta, saws, le preguntó: “¿Qué te ha hecho llorar?”. Le contestó: “Lo que me ha hecho llorar es que íbamos en aumento en nuestro Din, y una vez que se ha completado, como todo lo demás, empieza a disminuir”. Y le dijo el Profeta saws: “¡Has dicho la verdad!”. Sayiduna 'Umar se estaba dando cuenta que el Din del Islam había alcanzado su culmen, y que, como todo en esta vida, cuando algo alcanza su punto más álgido, comienza a disminuir.

Ese mismo día, el Mensajero de Allah se dirigió a sus compañeros con palabras que estremecían los corazones y llenaban de lágrimas los ojos, palabras con las que resumía el Din del Islam; de entre lo que dijo encontramos: “¡Oh gente! Escuchad mis palabras, pues no sé si he de encontrarme con vosotros, en este lugar, después de este año. ¡Oh gente! Ciertamente vuestra sangre y vuestros bienes son sagrados para vosotros hasta que os encontréis con vuestro Señor, como también son sagrados este día de hoy y este mes. Os reuniréis con vuestro Señor y Él os preguntará por vuestras acciones. Recordad que os lo he advertido. Oh gente, el shaytán sabe que no volverá a ser adorado en estas tierras, pero si le obedecéis, aceptará lo peor de vuestras acciones; temed, pues, por vuestro Din con respecto a él. Hombres, vuestras mujeres tienen derechos sobre vosotros al igual que vosotros tenéis derechos sobre ellas. Las habéis tomado como una amanah procedente de Allah, temed a Allah en vuestras mujeres y tened buen trato hacia ellas. ¡Oh Allah, se testigo de ello”.

Hombres, tratad de comprender mis palabras, pues os estoy entregando un mensaje y dándoos algo que, si os aferráis a ello, jamás os extraviaréis: el Libro de Allah y la Sunnah de Su Mensajero. Prestad atención a mis palabras y entended su significado. Sabed que todo musulmán es un hermano para otro musulmán. Nadie debe apoderarse de algo que pertenece a su hermano a no ser que éste se lo dé voluntariamente. No os perjudiquéis unos a otros. El Mensajero terminó diciendo: “Mi Señor, ¿He entregado el mensaje?”. Y entonces, miles de voces corearon al unísono: “Sí, lo has hecho”. Luego levantó su dedo índice hacia el cielo y después lo movió abajo hacia las personas mientras decía: "Oh Allah, se testigo, Oh Allah se testigo, oh Allah se testigo".

Oh Allah, te pido en este día bendecido, sé testigo de que nos han llegado estas palabras de Tu Mensajero, oh Allah sé testigo de que hemos escuchado estas palabras y nos ha llegado el Mensaje, oh Allah, danos fuerza para poder implantar en nuestras vidas estas palabras, Tu noble bendición, Tu noble Din del Islam.

***********

Siervos de Allah, ciertamente el día más importante de los diez primeros días del mes de Dhul Hiyyah, es el décimo, el día del ‘Id Al Adha Al Mubarak. Día sobre el que dijo el Mensajero de Allah: “Ciertamente el día más grande para Allah es el Día del sacrificio”. Y ciertamente la mejor acción en el día del Id, es la oración del Id y luego sacrificar; dijo el Mensajero de Allah: “Ciertamente lo primero que hacemos en este nuestro día es la oración, luego volvemos y sacrificamos; quien haga esto, habrá cumplido con nuestra sunna”.

Ciertamente el sacrificio es una sunna muakkada en nuestro Din para aquel que tenga medios para hacerlo, para aquel que se lo pueda permitir. El sacrificio es sinceridad, no es hacerlo para que te vean, no es hacerlo para demostrar algo a alguien; es todo sinceridad y por ello al hacerlo pides a Allah que acepte este sacrificio; dice Allah: “Ni su sangre ni su carne ascienden a Allah, lo que llega a Allah es vuestro temor de Él”. Es decir, que lo que llega a Allah es lo que de verdad hay en nuestros corazones, la intención que poseemos en nuestro corazón a la hora de realizar el sacrificio, y esto es así en todo lo que hacemos; lo que de verdad es tomado en cuenta es lo que encierran nuestros corazones, no el hacer las cosas para que otros nos vean o hablen de nosotros, puesto que eso es ostentación y es una de las más graves enfermedades del corazón.

Entre los aspectos que son sunna y recomendables del día de 'Id está el acudir a la oración por un camino y volver por otro distinto, hacerlo haciendo dhikra de Allah, vestir ropas buenas, embellecerse y perfumarse y todo ello para demostrar la belleza que Allah nos ha dado, pero también para aumentar nuestra autoestima y como forma de afianzar la importancia que tiene este día en nuestro Din del Islam. Es también recomendable en este día del 'Id al Adha, acudir en ayunas a la oración.

El día del 'Id es un día de baraka, de apertura, de regocijo, pero no de olvido, es un día de recuerdo de Allah; es un día señalado y una oportunidad maravillosa para hacer dhikra de Allah, para recordarle y agradecerle por la inmensa cantidad de dones y bendiciones que nos ha entregado y nos entrega a cada momento; es un día de acercamiento, un día de estrechar los vínculos familiares, un día de perdonarnos los unos a los otros, de olvidar las rencillas que pueda haber entre nosotros, de que se haga efectiva la verdadera hermandad en el Islam.

Oh Allah te pedimos que aceptes nuestra oración, nuestro ayuno y nuestro sacrificio.

Allahumma te pedimos que bendigas a nuestros hermanos que están visitando Tu casa y que les hagas volver a sus hogares sanos y con una luz que no poseían al iniciar su viaje.

Allahumma te pedimos que aumentes nuestro anhelo por ti y nuestro amor hacia ti.

Te pedimos oh Allah que bendigas a todos los musulmanes en el oriente y el occidente de la tierra.

Oh Allah ilumina nuestros corazones y danos aceptación de Tu Decreto.

Amin, amin, amin.

JUTBA DEL VIERNES
Comentarios