viernes 18.10.2019
Marruecos lo anunció ayer

Eid al Adha será el 12 de agosto

* Marruecos lo anunció ayer:  Eid al Adha será el 12 de agosto de 2019, correspondiente al 10 del mes de Dul Hijja de 1440

Eid al Adha será el 12 de agosto

Eid al Adha  es una fiesta que celebran   los musulmanes de todo el mundo en recuerdo de la demostración  de fe  del profeta Ibrahim (Abraham), para él la paz y las bendiciones de Dios.

Ibrahim aceptó la petición de Dios de dar muerte a su hijo Ismail (Ismael) como muestra de fe hacia Él. Aquel día Ibrahim expuso a su hijo Ismail la petición de Dios. El hijo no dudó en aceptar su propio sacrificio y pidió a su padre que procediera conforme a las indicaciones de  Al Lah.

Tanto padre como hijo se dispusieron a cumplir con lo indicado por Dios. El hijo adoptó la mejor postura para facilitar el trabajo de su padre, así como que Ibrahim dispuso su mejor cuchillo para no hacer sufrir a su hijo. Llegado el momento, Ibrahim levanto su brazo en señal inquebrantable de fe y cuando inició el movimiento para dar muerte a su hijo, una mano frenó su intención, era la mano de Yibril (Gabriel).  Cuentan que Yibril corrió como cuando lo hizo para coger a  Yousef (José) para que no se diera con el fondo del pozo cuando sus hermanos lo arrojaron en él pensando que le habían dado muerte.  Dios  puso ante Ibrahim un cordero e  Ismail vivió para ser el padre del pueblo árabe.

Aquel gesto de Ibrahím simbolizó desde ese momento la fe inquebrantable en Dios. Momento que queda recogido en la celebración Eid al Adha (Día/fiesta del sacrificio).  Dios quedó satisfecho de la demostración de fe de Ibrahím y la puso como ejemplo para todos los que dicen creer en Él.

Algunas religiones fundan sus raíces en la esperanza; otras, en el amor y otras cosas. En el Islam la creencia en Dios se fundamenta en una fe inquebrantable, y como muestra ahí quedó la historia de Ibrahím. Sin fe en Dios y sin una fe fuerte la vida carece de sentido, pues una fe inquebrantable hace posible lo que parece irrealizable.

Así que, cada año en el décimo día de Du al-Hiyya (mes de la peregrinación), los musulmanes de todo el mundo celebran Eid al Adha. En este día, los musulmanes sacrifican un cordero, una cabra, una oveja, una vaca o un camello para mostrar el respeto por el sacrificio del Profeta Abraham (‘alaihis-salam). Una sensación de generosidad y gratitud da color a esta celebración, la más importante del calendario musulmán.

Esta celebración motiva a hacer que un musulmán sea más virtuoso en sus acciones. No debería ser sólo para ofrecer ofrendas; más bien, aprender lecciones escondidas como la liberación de deseos egoístas y liberar a un musulmán de cualquier cosa que dificulta su capacidad de cumplir con las responsabilidades como musulmán. Alá (Exaltado sea) dice en el Corán:


“Al Lah  no presta atención a su carne ni a su sangre (se refiere al animal sacrificado), sino a vuestro temor de Él. Así os los ha puesto  a vuestro servicio, para que ensalcéis a Al Lah  por haberos dirigido. ¡Y anuncia la buena nueva a quienes hacen el bien!” (Sura Hajj 37).

Los nueve  días anteriores a Eid al Adha tienen un gran significado, ya que están destinados a motivar y animar a los musulmanes para la ocasión de Eid. Un musulmán debe hacer el máximo de Ibadah (adoración) en estos días.

Eid al Adha siempre va parejo con la peregrinación mayor a la Meca (Hajj). Ambas manifestaciones se realizan durante el mismo mes, el mes de Du al-Hiyya o mes de la peregrinación. Es el duodécimo mes del calendario lunar musulmán (12 meses).

El Hajj (peregrinación) es uno de los cinco pilares del Islam. La peregrinación a la Meca es obligatoria realizarla al menos una vez en la vida, siempre que se disponga de medios económicos y salud suficiente.

Se trata de un ritual perfectamente regulado y cuyas prescripciones deben cumplirse con absoluta fidelidad. Se realiza durante unos días concretos  y los creyentes se sumergen en una actividad que busca estar por encima de las rutinas de la vida cotidiana para conectarse y acercarse a Al Lah (Exaltado sea).

El Hajj comienza el octavo día del mes de la peregrinación (Du al-Hiyya) y transcurre durante cinco/seis  días en la Meca, aunque previamente los peregrinos deben permanecer en Medina, ciudad en la que está enterrado el Profeta (sws) un mínimo de 8 días, hasta completar un total de 40 oraciones (5 x día).  Los peregrinos también celebran el Eid al Adha el diez del mes de la peregrinación, tal como hacen el resto de musulmanes de todo el mundo

Eid al Adha será el 12 de agosto
Comentarios