lunes 30/11/20
BUSINESS-BUSINESS

Spanish Business Council organiza un webinar sobre el halal sin actores musulmanes

* Una vez más el Halal es utilizado para promover actividades mercantiles, degradando así su carácter social

*  Una bombilla como reclamo para atraer clientes

http://spanishbusinesscouncil.ae/es/events/conoce-las-nuevas-oportunidades-del-mercado-halal-mas-alla-de-la-alimentacion/

Según reza en su web, “Spanish Business Council es una organización privada sin ánimo de lucro cuya meta es establecer una plataforma corporativa que fortalezca los lazos de negocios y culturales entre España y los Emiratos Árabes Unidos, estableciendo una relación entre empresas españolas y las entidades públicas y privadas emiratíes”, es decir, que no es Sudán, ni Túnez, ni otros más tristes y pobres. Se trata de quienes más dinero tienen.

Dice estar apoyada por la embajada española y la Oficina de Comercio Española en EAU. Spanish Business Council manifiesta “reunir a compañías individuales que quieran establecer relaciones de negocios en Emiratos Árabes Unidos”, dejando clara su selección y especialidad.

En ese marco de actividades, destaca que organice un webinar para el día 10 de noviembre bajo el título “Conoce las nuevas oportunidades del mercado halal, más allá de la alimentación”.

Untitled-design-1-4-900x500 - copia

Hasta ahí, todo bien, pero lo que realmente sorprende es que en el cartel de ponentes no haya ningún musulmán, y si alguien salta diciendo que lo es, que Dios nos  coja confesados, empezando por quién se declare en acto de fe.

Una vez más, asistimos a una nueva escena en la que el Halal vuelve a ser protagonista, pero no tal como lo expuso Dios en el Corán y como lo explicó el Profeta del Islam (sws), una exposición divina que sugiere una alimentación libre de productos tóxicos, así como la llevanza de una vida con hábitos libres de contaminantes que puedan menoscabar la existencia del ser humano  en todas sus vertientes y experiencias de vida.

Spanish Business Council  promueve un perfil mercantilista del halal, presentándolo únicamente como elemento impulsor de negocios, dejando a un lado su lado más positivo, que no es otro que ayudar y servir de plataforma para una vida saludable.

Encarar el halal como generador de negocios no es para llevar a nadie ante ningún tribunal, tampoco para cargar contra la conciencia de quienes lo hacen, sin embargo, sí que se echa en falta esa visión social que nadie atiende, condenándola a un ostracismo que en absoluto merece. Y para eso ahí están algunas certificadoras, y una en particular, que han logrado obtener grandes beneficios económicos gracias al halal, pero que no se les conoce ninguna intervención en favor de la comunidad musulmana residente en España, lo que refuerza la idea de que del halal solo interesa su lado mercantilista y generador de ingresos económicos para unas organizaciones que distan mucho de ser realmente amigas del halal, en su sentido más amplio, sin que apliquen códigos deontológicos  conforme a la naturaleza que Dios le concedió al halal como método de vida saludable.

Resulta impensable que todos los episodios que se viven en torno al halal, muchos de ellos protagonizados por personas y entidades no musulmanas, puedan realizarse en torno a la alimentación Kosher. Asimismo, impensable también es que organizaciones musulmanas se planteen intervenir mediante empresas y organizaciones afines en  algunos aspectos de la alimentación de católicos y de otros credos religiosos.

El pobre de toda esta película es el Halal, y todo porque reúne condicionantes únicos. Son esas características y la debilidad de los propios musulmanes lo que ha favorecido que cientos de empresas se constituyan en su entorno para sacar rédito económico, a semejanza de cuando la fiebre del oro en el lejano Oeste.

Resulta penoso contemplar  eventos como el que promueve Spanish Business Council, no solo porque rezuma business-business, sino porque su propia convocatoria evidencia la decadencia de quienes han tenido la gestión del Islam en España durante los últimos 28 años y que ni han podido ni han sabido establecer un entorno de respeto y mejor consideración para un bien tan preciado como es el Halal, sino porque también deja a la vista las aspiraciones de quienes no pudieron alcanzar objetivos profesionales en otros campos de la vida, tal vez mucho más competitivos, optando así por la inocencia de los musulmanes y la del propio halal.

.

Spanish Business Council organiza un webinar sobre el halal sin actores musulmanes
Comentarios