jueves 15/4/21
NADIE DIJO QUE FUERA FÁCIL

Instituto haram

"No estoy de acuerdo con lo que usted dice, pero lucharía hasta el final para que pueda decirlo", Voltaire

* Las personas que formamos este medio tenemos muy claro que los periódicos no nacen para silenciar; antes bien, su alumbramiento tiene como  fin esencial ofrecer información seria y veraz que facilite la construcción de una conciencia crítica

* Islamnews.es se mantendrá firme a la hora de denunciar las irregularidades que afecten a los consumidores musulmanes y su alimentación halal en particular, pues seguimos pensando y reclamando que el halal en España precisa de una regulación seria y exhaustiva que atienda, satisfactoriamente, a los cerca de tres millones de personas que aspiran a consumir halal

* Es hora de exigir responsabilidades, cambiar el modelo de certificación halal, de cumplir con el respeto y defensa debida a la creencia religiosa que fundamenta la esencia del halal y revertir en la comunidad parte del beneficio que se obtiene de su regulación y comercialización

lion-1141303_640

Muchos deberían tomarse en serio esta cita de Voltaire, el genio de la Ilustración.  Unas palabras que describen con delicada justicia uno de los pilares fundamentales de la democracia: la libertad de expresión.  Una virtud que algunos intentan hacer añicos recurriendo a la Justicia en busca de una pretendida legitimidad que por otros medios nunca obtendrían.

Que una mercantil que viene certificando durante más de dos décadas productos y servicios para musulmanes sin haber recibido crítica alguna sobre su gestión, resuelva ahora acudir a la Justicia para exigir una razón que difícilmente puede asistirle, no deja de ser un intento desesperado de amedrentar a unos medios que se han dedicado a ofrecer información, revelando una porción de lo que ocurre – y es deseable que se haga-, hace el efecto de toda una aventura  a la que habrá que estar atentos y defender allí donde sea preciso.

Las personas que formamos este medio tenemos muy claro que los periódicos no nacen para silenciar; antes bien, su alumbramiento tiene como único fin esencial ofrecer información seria y veraz que facilite la construcción de una conciencia crítica.

La llamada a la Justicia también es una muestra de su prepotencia, una arrogancia que se antoja estúpida y propia de quienes prefieren vivir solapados entre fuerzas influyentes, todo ello para mover, en el máximo sigilo, sus hilos para alcanzar y dominar puentes hegemónicos.

Toda maniobra que tenga por objeto poner mordazas al pensamiento resulta propia de caciques que temen por sus prerrogativas, que temen por su comodidad y porque se estreche el caudal económico al que se habituaron durante tantos y tantos años. Y detrás de todo eso, solo hay cobardía y desvergüenza, pues incluso ellos mismos, en su intimidad, concluyen que lo que hacen no guarda razón ni equidad con los principios más elementales de comportamiento cuando se trata de proyectar garantías éticas inspiradas en postulados religiosos.

Islamnews.es se mantendrá firme a la hora de denunciar las irregularidades que afecten a los consumidores musulmanes y su alimentación halal en particular, pues seguimos reclamando que el halal en España precisa de una regulación seria y exhaustiva que atienda, satisfactoriamente, a los cerca de tres millones de personas que aspiran a consumir halal.

Demandamos rigor para que éste sea halal de verdad y no aquel halal aderezado en pigmentos de marketing y poses fotográficas que poco y nada le dicen al consumidor, y cuyo único propósito es transmitirle una realidad que no se ajusta a la que tiene que hacer frente cada vez que acude a un establecimiento para hacer acopio de alimentos.

El objetivo de la mercantil que intenta amordazar la libertad de expresión de un medio como Islamnews.es no es la búsqueda de la razón y de la verdad; antes bien, lo que persigue es limitar y acordonar el espacio a la diversidad de opiniones en un anhelo de volver a la situación anterior, aquella en la que no existía crítica ni pensamiento antagónico alguno; menos aún, competencia comercial.

Tantos años haciendo y deshaciendo a su antojo sin que nadie se haya atrevido a cuestionar sus métodos, ha contribuido a que se crean los terratenientes y únicos protagonistas del halal, olvidando, sin ápice del mínimo decoro, que todo lo que han obtenido ha sido gracias al consumo de los musulmanes, una comunidad que no se ha visto beneficiada absolutamente en nada.

Habrá tiempo para dilucidar hasta qué punto es legal que una sociedad mercantil certifique productos y servicios halal, bajo el amparo de una entidad religiosa, y no haga partícipe en su caudal, ni en la más mínima expresión, a la comunidad a la que pertenece   dicha organización religiosa. Tiempo habrá.

Tiempo habrá también para desmenuzar toda la cosmética fiscal y financiera de un entramado económico que se ha establecido en torno a una religión y sus fieles.

Así son las cosas, y así las contamos, y si nada reportaron a esa comunidad que tanto les dio, justo es que un periódico como Islamnews.es se lo repruebe y cuestione cada vez que hagan algo que a ojos de sus redactores surta el efecto de estar errado o desacertado, pues nada más serio que la dinámica de transparencia informativa enmarcada en algo tan sagrado como es la libertad de expresión –tan bien definida por Voltaire-, virtud que rige nuestro desempeño.

A  la mercantil que presume certificar halal debe quedarle claro que Islamnews se va a proveer de todos los mecanismos técnicos, profesionales y legales a su alcance con el fin de continuar desempeñando toda labor de investigación periodística que sea necesaria a fin de que la verdad aflore; un trabajo incesante que no conocerá descanso hasta sacar a la luz todos los trapicheos que conculquen el derecho de los musulmanes a consumir productos y servicios halal de verdad.

Es hora de exigir responsabilidades, cambiar el modelo de certificar halal, de cumplir con el respeto y defensa debida a la creencia religiosa que fundamenta la esencia del halal y revertir en la comunidad parte del beneficio que se obtiene de su regulación y comercialización.

La Autoridad de Normalización y Metrología de los Emiratos (ESMA) sabe de lo que hablamos: con el halal no se juega.  Otras muchas autoridades corroborarán en un futuro nuestras palabras, pues hemos venido para quedarnos.

ESMA únicamente tiene acreditadas a dos empresas certificadoras halal españolas: Halal Consulting (Málaga) y Halal Food Quality (Valencia) se erigen como las únicas empresas certificadoras españolas reconocidas por el ESMA. Todo lo demás es mentira cochina. 

http://halal.ae/OpenData/HalalCertificationBodieswithESMA

https://www.islamnews.es/articulo/halal-news/emirates-authority-for-standardization-metrology-esma-tiene-acreditadas-unicamente-empresas-certificadoras-espanolas/20210304134259007518.html

Durante 29 años fue tabú cuestionar la gestión del halal.  Tanto oscurantismo ha tocado a su fin. El refranero español no le va a la zaga  a Voltaire, pues también dice verdades: el que siembra vientos, recoge tempestades.

Islamnews valora y agradece la carta de apoyo del Consejo de Gobierno de la FEERI, una entidad seria y valiente.  Muchas gracias.

Instituto haram
Comentarios