miércoles 20.11.2019
Un hotel de ensueño

El placer de visitar el hotel Le Mirage, Tánger

* Visitar Le Mirage es enfundarse en un clima fresco y ligero frente al mar y junto  a las flores

El placer de visitar el hotel Le Mirage,  Tánger

Cortesía de infomarruecos.ma

Visitar Tánger es especialmente agradable desde el punto de vista turístico, pero una vez que nos encontramos en la capital del norte de Marruecos es “obligatorio”visitar el hotel le Mirage, uno de los más importantes del Reino de Marruecos y con un gran  cachet internacional. Hospedarse o almorzar allí es un increíble placer a experimentar por el visitante.

le-mirage-hotel 367

Situado a casi media hora del aeropuerto internacional y del centro de la ciudad, el hotel ofrece unas vistas únicas del Estrecho de Gibraltar. A un paso de Cabo Espartel y de las Grutas de Hércules. Muy cerca del hotel está el histórico Royale Golf Club Inbternational de Tanger. Situado sobre un acantilado, se tiene la opción de experimentar  la paz que procede de la inmensidad del mar y las enormes playas a su izquierda. Un lugar para extasiarse, más aún si  sopla una brisa agradable.
Tuvimos la oportunidad de almorzar en una cita preparada por la Oficina de Turismo de Marruecos (gestionado por Azzedine Bijjou) y fue para contarlo. Nada más entras en el hall te encuentras una infinidad de cuadros con las fotografías de los ilustres visitantes del establecimiento. Messi, Zidane, Catherine Deneuve, Pedro Almodóvar, Sarkozy, Jean Claude Van Damme, Rodríguez Zapatero, Alfonso de Hohenlohe, Jacques Chirac, Francis Ford Coppola, etc. Una interminable lista de personajes internacionales.

En función de la climatología se puede comer en los salones o en las terrazas, imponentes sobre el acantilado. Hay de todo, aunque los principales platos versan sobre el pescado.

No falta la típica cocina marroquí y una selección de la comida europea, con carnes. Estando allí servían a una familia el pescado al horno, cocinado en una costra de sal.
El Hotel consta de 45 suites de lujo, como se espera de un establecimiento de estas características y donde se puede tomar el desayuno en la propia terraza de la habitación con una vista única y una total privacidad.

hotel-le-mirage-tangier-006

Nuestro almuerzo se basó en una ensalada con aguacates, remolacha y verduras de temporada de la zona, un pescado con guarnición y el postre a base de un tarta de manzana con helado. Todo regado con los mejores vinos blanco y rosados, principalmente nacionales y con una buena selección de marcas francesas.
Y ojo, se puede ir simplemente a tomar un té o un café en el impresionante salón biblioteca previo a la entrada de la terraza.

El placer de visitar el hotel Le Mirage, Tánger
Comentarios