miércoles 5/8/20
ENTREVISTA A PRESIDENTE AJME

"No vamos a permitir esta nefasta obra de teatro", Mohamed Saíd, presidente de Jóvenes Musulmanes de España

* Entrevista a Mohamed Saíd Alilech, presidente de Jóvenes Musulmanes de España

* “Echamos en falta programas destinados a la juventud, y la CIE es el órgano que debería promoverlos, pero parece ser que tenemos que seguir soñando”

* “Tatary era un perfil destacado en algunos aspectos, pero los cuatros gatos que pretenden llenar su vacío no sirven ni para eso”

* “Que nombren al señor Aiman y a quien quieran. Esta vez no van a poder parar el cambio que se avecina”

 

 
 
Mohamed Saíd Alilech
Mohamed Saíd Alilech

Mohamed Saíd Alilech, 39 años, presidente de la Asociación de Jóvenes Musulmanes de España (AJME) desde 2010. Un hombre con cierta proyección en las redes sociales, muy activo y muy seguido por una juventud que pide rumbos ciertos, equilibrados y sin truco.

Este es Mohamed Saíd:

IN= islamnews

JM= Mohamed Saíd

IN. - ¿Cuál es el rol que puede jugar la entidad que preside en la vida de los jóvenes musulmanes?

JM. - Si se refiere a la Asociación Jóvenes Musulmanes de España, nuestro objetivo siempre ha sido el de dar voz a los jóvenes sin tutela e implicarles en su realidad. De hecho, y pocos conocen este dato, nuestra asociación iba a salir de la mezquita de Estrecho e iba a integrarse en la UCIDE con el beneplácito del hermano Tatary, pero cuando vi que no íbamos a tener autonomía e independencia decidí constituirla como independiente y con nuestros propios recursos para que nadie pueda limitar nuestras ideas. No dejamos de ser una entidad juvenil más, y no pretendemos representar a toda la juventud musulmana de España, ni mucho menos, sino simplemente abrir la puerta al trabajo juvenil e inspirar a otros para que sigan la misma línea o mejorarla.  De hecho, Alhamdulillah (Alabado sea Dios), somos de las entidades mas activas y de las que mas han aportado hasta el momento.  Quiero insistir en que somos una entidad cultural como otras muchas.

IN. - A los jóvenes que llegaron en edad temprana o bien nacieron en España, se les continúa denominando como “segunda generación”, así como a los hijos de estos como “tercera generación”, y así sucesivamente, incluso si hacen carrera y alcanzan cimas de importancia en sus profesiones, lo que refuerza la idea de “extranjero”, una punción psicológica que puede causar mucho daño en el equilibrio emocional de las personas, ¿Están ustedes preparados para hacer frente a este tipo de desafíos? ¿No cree que sus intervenciones en las redes sociales resultan insuficientes y que no abordan asuntos de gran calado para estructurar una juventud fuerte, libre y de pleno derecho?

JM.- Nunca me ha gustado el término “segunda generación” y siempre recalcaba su connotación negativa y su carga estigmatizante, porque pretende encasillar a nuestra juventud en una situación de irregularidad inicial o no pertenencia de sus padres a esta sociedad para enfatizar su desarraigo y hacerles sentirse como ciudadanos de segunda, y curiosamente sólo se utiliza con la comunidad musulmana; a los hijos de los franceses, alemanes o latinos que viven en España no se le denomina como `segundas generaciones, ni terceras ni cuartas´. El término que utilizo, que recomiendo y que veo correcto en términos sociológicos sociológicamente es el de “nuevas generaciones”.

Nuestra labor en las redes obviamente no llega a toda nuestra juventud ni puede cubrir todo el vacío que existe. Siempre hemos intentado fomentar en nuestros jóvenes unas bases firmes de pertenencia a la sociedad, proporcionarles las herramientas adecuadas a nivel de formación y concienciación, para que puedan definir y entender su propia identidad y no sufran de ningún complejo. Pero somos conscientes de que es una tarea ardua y complicada, dado el gran vacío existente, pero esperamos que con la colaboración del resto de entidades juveniles podamos ir reduciendo ese vacío que he citado anteriormente.

Preparados… Sí que estamos, pero no dejamos de ser una entidad cultural con recursos limitados y con una dedicación voluntaria y vocacional, pues no somos un organismo oficial. Quiero dejar claro que nunca hemos recibido ninguna subvención oficial de ninguna institución estatal. Todo nuestro trabajo y nuestros logros son propios.

IN. - Eso de “nuevas generaciones”, recuerda a las del Partido Popular, ¿Es usted del PP?

JM. - Es simple coincidencia y no estoy afiliado a ningún partido político

IN. - Los jóvenes musulmanes españoles se encuentran en la tesitura de decidir entre asimilación e integración, lo que conlleva renuncia y cierta pérdida de identidad.

Hay quien opina que está la opción de compatibilizar y armonizar la riqueza heredada de sus padres y el contexto en el que viven, así como la vía de renunciar a parte de su identidad, a la vez que asimilan la que se les sugiere desde ciertos estamentos sociales, ¿Qué piensan ustedes al respecto?  ¿Qué pueden hacer y qué soluciones tienen para esto que parece una encrucijada?

JM. - Creo que esos términos y los conceptos que representan están obsoletos. Siempre planteamos la pregunta que nadie no sabe responder: ¿Integrarse en qué y asimilar qué? ¿Qué modelo? ¿Qué molde…?

Creo que nuestra juventud sufre de una crisis de identidad y hay una brecha generacional tanto con los padres como con los representantes de la comunidad musulmana. No hay muchos referentes juveniles y no hay medios suficientes para llegar a esos jóvenes ni para desarrollar programas e iniciativas serias y bien estructuradas.
Queremos hablar de interculturalidad, multiconfesionalidad y de diversidad enriquecedora para todo nuestro tejido social. También creo que estamos hablando de temas que necesitan un plan estatal y una voluntad política y medios económicos, que no se le pueden exigir a las entidades islámicas sea del ámbito que sean, cultural o religioso. Quizás son los programas que echamos en falta en los proyectos de la CIE y quizás es el órgano que puede y debe mover estas cuestiones… Pero parece ser que tenemos que seguir soñando.

IN. - En alguna de sus intervenciones se ha quejado de que no fueron informados sobre la reunión del día 4 del llamado Consejo Consultivo de la UCIDE en la que se nombró nuevo presidente, ¿De qué cosa no les informaron y qué hicieron para mostrar su malestar?

JM. - Como presidente también de la Comunidad Musulmana de Getafe, ALFALAH, que es miembro en la UCIDE, no se nos informó absolutamente de nada sobre la reunión del Consejo Consultivo que concluyo con el nombramiento del nuevo presidente de la UCIDE y el de  su Junta Directiva. En esa reunión no   se han presentado informes económicos, ni memoria de actividad, nada de nada. Nos enteramos por las redes sociales, tanto nosotros como otras muchas entidades, de que se había celebrado una reunión y se ha elegido, mejor dicho, nombrado, al presidente de la UCIDE a través de un Consejo Consultivo que no debe tener vigencia legal, en el cual siguen saliendo personas que no siguen ni en la junta de su propia comunidad local, como para elegir en nuestro nombre.

De momento estamos estudiando las medidas legales oportunas para impugnar este atropello a la legalidad y esta vergüenza histórica que se suma a otros capítulos nefastos de la historia de la UCIDE y algunos de sus dirigentes “históricos”.

Le aseguro que no pasaremos por alto esto y no lo van a tener fácil. Que nombren a quien quieran y que sigan el guion que quieran, pero deben saber que, si ellos no están a la altura de las circunstancias, nosotros si lo estaremos y nuestra historia reciente lo registrará, InshaAllah.

IN. - “El presidente nombrado no representa a las asociaciones adheridas a UCIDE, mucho menos a los musulmanes de España”, estás palabras son suyas. Si esto es cómo dice, ¿Por qué no se ha desvinculado de la UCIDE?

JM. - Dije en mi intervención que iba a presentar la baja de la UCIDE y llamé a las otras comunidades a que hagan lo mismo, pero lógicamente no soy el único que decide y tendré que consultarlo con mi junta. Creo que cuando lo pienso en frío no es la solución y quizás es lo que más desean ahora la “nueva directiva”, pero lamento avisarles que allí seguiremos y haremos todo lo posible para impulsar un cambio desde dentro. Que se vayan preparando, que no van a tener una legislatura fácil y dócil, como estaban acostumbrados hasta ahora.

IN. – Usted afirma que: “El guion está marcado, que el recién nombrado presidente de la UCIDE será el nuevo presidente de la CIE, que el Estado ha bendecido su nombramiento”. Si esto es así, ¿Hay que pensar que la reunión del día 18 es una simple puesta en escena?

JM. - No me cabe ni la menor duda. No será una reunión, sino una ceremonia de nombramiento de la persona que ha dictado el estado. ¡Pero todos se equivocan, tanto el estado como sus títeres, porque no lo van a tener fácil!

IN. -  El presidente de la FEERI, Mounir Benjelloun, afirma que la situación de los musulmanes en España es peor que hace 25 años, ¿Qué opina al respecto y cuáles son a su juicio las áreas en las que menos avances se produjeron?

JM. - Difiero con el señor Benjelloun en muchas cuestiones, pero en esto no puedo estar mas de acuerdo. Es más, diría nunca hemos estado tan mal y, sobretodo, teniendo en cuenta los que quedan ahora al mando para que sigan las directrices de “papá estado”. Al menos el señor Tatary, que Allah lo tenga en Su Misericordia, era un perfil destacado en algunos aspectos, pero los cuatros gatos que pretenden llenar su vacío no sirven ni para eso.

Pero no vamos a permitir esta nefasta obra de teatro. Insisto, no se lo vamos a poner fácil y que se vayan preparando.

IN. - En el artículo tercero, apartado 3, de los estatutos de la CIE, se dice de forma clara que “El domicilio social de la CIE será independiente de cualquiera de las entidades pertenecientes de la misma”, sin embargo, la UCIDE, entidad mayoritaria en la CIE, mantiene su domicilio en el mismo lugar que la CIE, ¿Qué opina al respecto? ¿No cree que es un agravio comparativo respecto a las demás entidades, incluida la suya?

JM. - Los estatutos s actuales tienen muchas irregularidades y no valen para la situación actual en muchos de sus aspectos. La cuestión de la dirección es lo de menos en comparación con otros aspectos.

El verdadero agravio comparativo es que el presidente de la CIE sea el mismo de la UCIDE. Por eso decía que, la CIE hoy en día es la UCIDE, sobretodo con el desacuerdo de las otras federaciones que ni siquiera asistirán a la reunión del 18.

En fin, ¡la situación actual no hay por donde cogerla!

IN. - La CIE se define en sus estatutos “Como una entidad sin ánimo de lucro y por ello los recursos económicos de los que disponga serán destinados a la consecución de sus fines. Los cargos electos no percibirán remuneración alguna por el desempeño de sus funciones…”, aun así, y según usted, el 80% de lo que ingresa la CIE en concepto de subvenciones se destina al pago de sueldos, ¿Por qué no han denunciado esta anomalía ante los órganos competentes?

JM. - En AJME no podemos hacer nada más que alertar de ello, y ya lo hicimos en su momento, porque somos una simple entidad cultural. Yo tengo constancia de esa realidad cuando era responsable de comunicaciones en la anterior junta directiva de la FEERI y cuando la CIE sólo estaba integrada por la UCIDE y la FEERI. Hace años hablé de esto, pero pocos me hicieron caso y me tachaban de trabajar agendas y otras historias. También, y en honor a la verdad, había perdido esperanza en el tema de la CIE y me centré en el trabajo en la base para la comunidad y no le veía ninguna utilidad a esa lucha contra intereses que escapaban a mi alcance. Denunciar públicamente ya lo hicimos y en diferentes ocasiones, y los que se acuerdan de mi actividad en la cuestión de la representatividad de los musulmanes en España hace mas de 10 años se acordarán de mi lucha y el ruido que hice al respecto. Puedo confesar que he bajado mucho el ritmo y estoy siendo mucho mas contenido y comedido que cuando aquella época. Pero parece ser que no tendré mas remedio que volver a mi ritmo anterior y con más ganas, experiencia, información e indignación que antes.

IN. - En una de sus intervenciones afirma que el papel del Estado en la CIE es muy importante y que no va a permitir ningún proceso democrático; menos aún, que se vote y elija libremente, ¿Hasta qué punto es cierto todo esto y qué piensan hacer para minimizar esa influencia?

JM. - No es nada nuevo lo que afirmo ahora, y todos los que han tenido alguna implicación en este asunto lo saben y lo confirman.

Contra el estado, o mejor dicho el lobby que maneja este tema, poco se puede hacer ahora, más allá de reclamar la legalidad y recurrir a los tribunales y hacer uso de los mecanismos jurídicos y legales.

Si no se cambia esta dinámica de injerencia y control de “los representantes” de la comunidad, y haya una nueva voluntad política, llegará el momento que no le quedará otra, o disolver la CIE y anular los Acuerdos de Cooperación, o aceptar la voluntad de la propia Comunidad musulmana que elegirá algún día a sus propios representantes.

IN. - Hace el efecto de que los musulmanes de España han preferido ausentarse de la gestión de sus asuntos por parte de la CIE durante 28 años, ¿Qué piensan hacer desde Jóvenes Musulmanes para fomentar el interés y la participación?

JM. - Creo que siempre hemos intentado informar sobre estos temas de diferentes maneras y en distintas ocasiones, y esta vez he sido de los pocos que han tenido la valentía de informar de la situación actual y alertar de ello. Lamentablemente nuestra comunidad no se ha interesado mucho en este tema, y eso ha favorecido esta decadencia y esta vergüenza histórica.

Seguiremos informando, denunciando públicamente y esta vez haciéndoles las cosas mas difíciles a los nuevos “dirigentes”. Otra vez, ¡que se preparen! Porque ganas, fuerza, vocación, preparación y compromiso con nuestra causa no nos van a faltar.

IN. - ¿Alberga alguna esperanza de cambio después del día 18?

JM. - ¡Ahora más que nunca! Que nombren al señor Aiman y a quien quieran. Esta vez no van a poder parar el cambio que se avecina. ¡InshaAllah!  (Dios mediante).

"No vamos a permitir esta nefasta obra de teatro", Mohamed Saíd, presidente de Jóvenes...
Comentarios