sábado 26/9/20
UN HOMBRE PARA EL CAMBIO

“La estructura de la CIE impide la participación”, Mohamed Ghaidouni, miembro de la Comisión Permanente de la CIE

* Por Abdelmalik Mohamed

* “El gran problema de la CIE es la influencia extranjera. Tenemos que estructurar un Islam español”, Mohamed Ghaidouni, presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de Cataluña y miembro de la Comisión Permanente de la CIE

* “Si de verdad pensamos en el bien de los musulmanes, todos debemos rebajar nuestras exigencias”

* “Otro gran problema es la falta de reconocimiento de los mecanismos democráticos vigentes en España”

 
 
Mohamed Ghaidouni
Mohamed Ghaidouni

Cataluña es la comunidad con más musulmanes de España, algo más de medio millón, lo que supone un 20% del total, aproximadamente.

Mohamed Ghaidouni es el presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de Cataluña y es miembro de la Comisión Permanente de la Comisión Islámica de España (CIE), un órgano compuesto por 25 miembros y que se reunió el trece de junio de 2020, aunque en dicha ocasión tan solo lo hicieron 19 de sus miembros. Los 6 ausentes, en clara señal de desacuerdo, pertenecen a la FEERI y otras federaciones.

La FEERI, dirigida por Mounir Benjeloun, impugnó los cambios que la UCIDE introdujo en los actuales estatutos de la CIE, haciendo desaparecer de los mismos la figura de la vicepresidencia, en un claro gesto para reforzar el presidencialismo de la organización.  El 24 de junio de 2020 tuvo lugar una vistilla entre las partes, quedando emplazados para noviembre.

La CIE no vive momentos felices. Hace muy poco uno de sus miembros más prominentes, Saíd Ratbi, denunciaba en una Reflexión Abierta https://www.islamnews.es/articulo/sociedad/mayoria-musulmanes-identifican-cie-ni-depositan-confianza-ni-expectativas-ella-said-ratbi-miembro-comision-permanente-cie/20200616122728006869.html las muchas carencias que había detectado en el seno de la entidad.

Después de 28 años de existencia los resultados no pueden ser más tristes. Sectores como la educación, en todas sus vertientes, la ciencia, la investigación, así como otros de carácter más social, como, por ejemplo, incentivar la cohesión entre comunidades, la participación de la juventud, otros como promover la participación de la mujer, la implementación de servicios útiles para la comunidad mediante una administración abierta, funcional y accesible, ya sea de tipo presencial o electrónica, facilidad para enterramientos, y tantas otras facetas de la vida que tienen un impacto directo en el día a día de cualquier ciudadano de a pie, sin que exista necesidad de preguntar por su confesión religiosa, siendo esta una de las interminables asignaturas pendientes de la CIE, pues si en esencia es una entidad socio religiosa, le sobró tiempo para configurar un Islam acorde con los designios socio culturales existentes en España, pero no ha sido así, siendo este, según muchos gestores de mezquitas y asociaciones,  uno de sus grandes fracasos en sus  28 años de existencia. La denuncia de Ratbi también va en ese sentido..

El clamor en la calle cada día es más patente, y los musulmanes de España exigen una mayor participación en los asuntos que les conciernen directa e indirectamente, sobre todo en estos días,  que se ha conocido que la Comisión Permanente ha señalado el día 18 de julio como día  para elegir a los nuevos miembros de la Junta Directiva de la CIE, incluida la elección del próximo presidente de la Comisión Islámica de España.

Mohamed Ghaidouni ofrece su versión sobre algunos asuntos que tanto están afectando a la CIE en estos días  de incertidumbre.

Pregunta (P). -  En estos días se había rumoreado que usted había presentado su dimisión como miembro de la Comisión Permanente (CP) ¿Es cierto?

Respuesta (R). - No, en ningún momento, esa noticia no es cierta, sigo siendo miembro de la CP. Tal vez alguien haya podido interpretar en ese sentido unas declaraciones que hice en una emisora de radio en las que respondí a una pregunta sobre mi candidatura a la presidencia de la CIE

 

P.- ¿Qué le preguntaron y qué respondió?

R.- Me preguntaron sobre la posibilidad de presentar mi candidatura a la presidencia de la CIE, y respondí que lo tenía algo difícil por mis  ocupaciones profesionales y personales.

P.- Y eso, ¿qué significa? ¿Está dispuesto a presentarse?

WhatsApp Image 2020-06-25 at 16.55.53 (1) (1)

R.- Va a depender un poco de cómo transcurran las cosas en los próximos días.

P.- La CIE está siendo cuestionada por sus métodos, por su estructura, por su estilo, y todo ello desde su propio seno. ¿A qué cree que se debe? ¿Es por la pandemia o por los 28 años de inacción, si me permite decirlo así?

R.- La situación que vive la CIE no es fruto de la pandemia, no. La situación que vive la CIE es porque nació mal hace 28 años, y eso se ha ido transmitiendo de uno a otro sin que nadie se haya detenido y preocupado en buscar remedio y cura a esa enfermedad que viene afectando a todo el organismo de la CIE.

P.- ¿A qué enfermedad se refiere?

R.- La enfermedad es la falta de reconocimiento de los mecanismos democráticos del país en el que vivimos, todo eso ha influido de forma decisiva para que la representatividad religiosa se deslice hacia esferas de poder extranjeras y hacia movimientos islamistas, llámense Justicia y Caridad, Hermanos Musulmanes o cualesquiera otros.

P.- ¿Hasta qué punto influye lo que usted dice en el normal funcionamiento de la CIE?

R.- Prácticamente en todo, ya que se constituye en una estructura vertical, y mientras la CIE no se libere de esa dependencia extranjera va a ser muy difícil alcanzar cualquier tipo de consenso.

P.- ¿Y cuál es la solución?

R.- El primer paso es construir un Islam español y crear una estructura que represente a todos los musulmanes españoles sin ninguna excepción, un marco de actuaciones que no vaya más allá de las fronteras españolas, y cuando hablo de fronteras no me refiero solo a las físicas, sino también a las que tienen que ver con las del pensamiento, y todo ello bien anclado en las normas sociales, culturales, jurídicas y todas cuantas sean producto del estado de derecho vigentes en España.

P.- Una de las cosas de las que más se habla en los últimos días es la falta de participación de la gente…

R.- Vuelvo a decirle lo mismo: es la estructura la que falla, es la que no permite la participación, pues tal como está estructurada la CIE es muy difícil que exista participación. Es muy posible que, en un futuro, una vez conseguidos los cambios que demandamos, y con la incorporación de personas y nuevos conceptos, podamos alentar entre todos a que la gente se interese y busque participar.

P.- ¿No han sido suficientes 28 años?

R.- Nosotros proponemos una Mesa de Diálogo que nos permita encontrar soluciones desde dentro, cambiar las cosas desde dentro, incluida nuestra propia estructura. Proponemos una Alternativa Responsable, y eso significa que debemos desplegar nuestros esfuerzos para que se incorporen a esa Mesa quienes mantienen controversia, ausentes en la actualidad, pues somos de la opinión de que la judicialización de los asuntos no beneficia a nadie. Queremos invitar a todos nuestros hermanos a que iniciemos una nueva etapa en la que el diálogo sea protagonista principal.

P.- Eso que usted dice suena bien, pero no es tan fácil como parece, máxime si tenemos en cuenta que esa influencia extranjera de la que habla aún permanece. ¿Cómo piensa conseguirlo?

R.- Si de verdad pensamos en el bien general y en el de los musulmanes en particular, todos debemos rebajar nuestras exigencias y dulcificar nuestras pretensiones, buscando un punto de encuentro que nos permita poner en marcha un proyecto común y de utilidad para todos los españoles en general y para los musulmanes españoles en particular.

P.- ¿Su oferta de diálogo va dirigida a alguien en particular?

R.- No. Mi oferta va dirigida a todos los musulmanes de España, a todos, tengan o no cargos dentro o fuera de la CIE. La solución tenemos que encontrarla nosotros, y no esperar a que venga alguien desde fuera con soluciones debajo del brazo, ya que si no lo hacemos así perdemos todos, sin excepciones. Todas las partes tienen que convencerse de que asumimos una enorme responsabilidad. Tenemos que debatir y acercar posturas, haciendo todos los esfuerzos que sean necesarios. El diálogo es la alternativa y es la solución.

P.- La juventud está pidiendo sitio, así como las mujeres. ¿Qué piensa sobre esto?

R.- Ese es un tema crucial para nosotros y vamos a incentivarlo en todos los órdenes. También queremos incentivar la educación, la cultura, el espectro digital, el deporte, promover programas de investigación, instaurar premios a la excelencia académica y méritos deportivos, etc., pensamos en una CIE abierta y social en la que nadie se sienta desatendido. Una entidad en la que todo sean servicios útiles y soluciones rápidas y efectivas. Es nuestro objetivo.

“La estructura de la CIE impide la participación”, Mohamed Ghaidouni, miembro de la...
Comentarios