viernes 25/9/20
UN HOMBRE CON CORAJE

“Nuestro primer objetivo es que se reabra la frontera y podamos volver a nuestros puestos de trabajo en Ceuta”, Marwan Chakib, secretario general de la Unión Marroquí del Trabajo (UMT)

* “Nuestro segundo objetivo cuando se reabra la aduana es recuperar dignidad cuando pasemos hacia un lado u otro”

* “El cierre de la frontera está causando depresión, estrés y un enorme sobrecogimiento al ver que no tienes ingresos para afrontar tus gastos más básicos”

* La UMT vio la luz hace quince días y tiene como único fin  la defensa y divulgación de los problemas de los trabajadores fronterizos

 
 
Marwan Chakib
Marwan Chakib

El cierre de la frontera trajo consigo miseria y desesperación para quienes acostumbraban ir a Ceuta cada mañana en busca de algún ingreso que les permitiera salir adelante.

El cierre también afecta a la actividad económica ceutí, cuyos efectos empiezan a aparecerse en forma de cierres de establecimientos, todos ellos enfocados al cliente marroquí. El trasiego de personas y mercancías por ambas aduanas supone el 25% del PIB de la ciudad autónoma.

Las últimas medidas de Marruecos respecto al porteo y el cierre de la frontera, han ensombrecido el futuro económico de Ceuta, todo ello sin que los políticos hayan avanzado ningún tipo de propuestas paliativas.

El ministro del Interior de Marruecos declaró hace unos días ante una comisión de control que “el porteo es historia”, lo que aventura tiempos de zozobra para la economía ceutí.

Dentro de ese entramado de intereses, existe un colectivo que está siendo golpeado con fuerza inusitada por la crisis del cierre de la frontera. Se trata del colectivo de los trabajadores fronterizos procedentes de Marruecos.

La crisis ligada a la pandemia podría elevar en Marruecos el índice de pobreza al 20%.  El país atraviesa en 2020 su peor recesión desde 1996, con una contracción de más del 5% del Producto Interno Bruto (PIB), ya que a los efectos de la pandemia se suman los bajos rendimientos agrícolas.

Cerca de seis millones de familias en dificultades recibieron ayudas del Estado durante tres meses, pero nada se hizo por todas esas personas que se quedaron sin empleo con el cierre de las fronteras terrestres con España.

"No he tenido ninguna ayuda, tuve que pedir dinero prestado durante seis meses para sobrevivir. Pero ahora ya no es posible, podría quedarme en la calle", cuenta Marwan Chakib, de 49 años, fundador y elegido secretario general del nuevo sindicato Unión Marroquí del Trabajo (UMT).

WhatsApp Image 2020-09-07 at 18.02.17

El nuevo gremio nace con la idea de unir a todas las personas que cruzaban ambas fronteras para desempeñar distintos tipos de trabajos en Ceuta. Empleadas de hogar, albañiles, camareros, chatarreros, y un sinfín de buscadores de sustento diario. Todos ellos fueron frenados en seco por un cierre que a día de hoy se ha mostrado inclemente, y que amenaza con empujar a la indigencia a miles de familias.

Marwan, empleado en un restaurante ceutí desde hace muchos años, quedó atrapado en Marruecos cuando el país decretó el cierre de sus fronteras.

Impulsado por un carácter sobrio y decidido, tomó la determinación de construir un movimiento para poder divulgar y exigir –en la medida de lo posible- un cambio de rumbo en todo lo concerniente al drama de la frontera, una situación que se ha hecho insostenible para miles de familias, que ya no cuentan con recursos para hacer frente a sus necesidades más básicas.

IN entrevistó al nuevo Robín Hood de las fronteras de El Tarajal y de Bab Sebta.

Entrevista        IN= Islam News        *        MCHA= Marwan Chakib

IN. - ¿Cómo está la situación entre los trabajadores fronterizos?

MCH. - Desde un primer momento intuíamos que las cosas se iban a complicar, de ahí que decidimos poner en marcha un grupo de WhatsApp al que se fue sumando mucha gente.  Las cosas están muy mal. La situación es muy grave y la gente no sabe hacia dónde tirar. Hay que pagar alquileres, matrículas de colegio, hay que comprar comida, ropa… Mucha gente pidió préstamos a bancos que no están pagando. Hay quienes no encuentran modo para pagar sus medicamentos, más caros aquí… No hemos hecho el sindicato por gusto, lo hemos hecho porque necesitábamos una plataforma legal para defendernos y poder hacer llegar nuestra voz todo lo lejos que podamos.

Tenga usted en cuenta que todos nosotros llevamos muchos años trabajando en Ceuta. Ahora, con el cierre de la frontera cientos y cientos de personas han sido despedidas sin que hayan podido cobrar nada. Tampoco se nos reconoce en los ERTES a pesar de que cotizamos, a veces más que los trabajadores nacionales. Nos hemos quedado sin nada de un día para otro

fe7493a2-02c8-4597-9337-01c0230ab774

IN. - ¿Qué objetivos se marca el nuevo sindicato?

MCH. - Nuestro objetivo número 1 es que se reabra la frontera y podamos volver a nuestros puestos de trabajo. Un segundo objetivo es que podamos conseguir una solución duradera para que una vez se reabra el paso todos los trabajadores fronterizos podamos salir y entrar con dignidad, porque el trato nunca ha sido digno.

IN. - ¿Cuáles han sido las decisiones más importantes que han tomado desde que se constituyeron como nuevo gremio?

MCH. - El sindicato es legal desde hace 15 días, y desde esa fecha hemos realizado un gran número de gestiones. Una de las decisiones que hemos tomado una vez constituidos legalmente ha consistido en enviar escritos a los principales responsables gubernativos de la zona.  De este modo, hemos presentado escritos ante el Excmo. señor delegado del Gobierno en Mdiq-Fnideq, así como ante el Excmo. señor delegado del Gobierno en Tetuán, todo ello en un intento de mantener reuniones para explicarles de primera mano la situación por la que atraviesan los trabajadores transfronterizos, así como para solicitarles la reapertura del paso de Bab Sebta y podamos volver a nuestros trabajos y quehaceres.

IN. - ¿Cree que Marruecos abrirá Bab Sebta en los próximos días?

MCH. - En estos momentos no disponemos de ninguna información que nos haga pensar que Bab Sebta vaya a abrir en los próximos días.

IN. - ¿Qué les han pedido a las autoridades marroquíes?

MCH. - Con la idea del sindicato llevamos cuatro meses. Y ya desde esas fechas yo escribía como simple ciudadano al ministro del Interior, al de Exteriores, a los gobernadores de la zona…pero siempre sin respuesta, tal vez haya sido porque no estábamos constituidos como colectivo, pero ahora que hemos formalizado nuestra constitución como plataforma reivindicativa, las cosas deben cambiar, eso es lo que esperamos. Hemos remitido varios burofaxes y esperamos respuestas en los próximos días. Y lo que pedimos es que se nos escuche y procedan a la apertura de Bab Sebta.

IN. - ¿Qué espera de España?

MCH. - De España lo que esperamos es que negocie con Marruecos y que entre ambos encuentren una solución inmediata a todos los problemas que aquejan los trabajadores transfronterizos, y que dichas soluciones se consigan en el menor plazo de tiempo posible, ya que la situación es muy grave.

IN. - ¿Qué pide a los ceutíes?

MCH. - A los ceutíes los consideramos hermanos y amigos desde siempre, por lo que pedimos su apoyo, ya que los vínculos son muy sólidos, pues tanto vamos nosotros a Ceuta como ellos vienen a Marruecos, y pedimos a Dios que esos lazos de amistad y afectividad se mantengan en el tiempo. Les pedimos que no nos olviden, que seguimos aquí bloqueados, que nos apoyen en todo lo que puedan, pues ya llevamos cerca de seis meses sin poder trabajar y nuestra situación es muy, muy difícil.

“Nuestro primer objetivo es que se reabra la frontera y podamos volver a nuestros...
Comentarios