miércoles 30/9/20
VUELTA A LA NORMALIDAD, CON CONDICIONES

Marruecos se prepara para reabrir fronteras en julio

* Bab Sebta podría reabrirse durante la primera quincena de julio, aunque en condiciones especiales

* Marruecos cerró sus fronteras el 15 de marzo para evitar la propagación de Covid-19 

* El país piensa  reanudar los viajes internacionales en cuestión de semanas

 

Morocco-Prepares-to-Reopen-Borders-in-July--681x352

Se espera que las fronteras terrestres, aéreas y marítimas de Marruecos se vuelvan a abrir en julio, una vez se dé por concluido el estado de emergencia vigente en el país.

Ceuta, sin contagios durante las últimas semanas, y colindante con la ciudades incluidas en Zona 1, cuenta con muchas posibilidades de que la frontera de Bab Sebta se reabra en la primera quincena de julio, aunque fuentes cercanas a la Delegación del Gobierno de Rincón, señalan que el acceso por dicho paso en dirección Ceuta estará restringido a personas que trabajan en la ciudad, por lo que no se permitirá el paso a quienes no justifiquen actividad laboral, al menos en una primera fase, que podría extenderse hasta el mes de septiembre.

Marruecos ha cambiado de opinión respecto a la hora de aplicar el derecho a la libertad de movimientos de sus ciudadanos en lo referido a Ceuta, especialmente en todo lo referido a personas que cruzan a Ceuta para proveerse de productos para su reventa en Marruecos.

Las autoridades respetaban la libertad de movimientos de estas personas permitiéndoles pasar a Ceuta porque todas ellas disponían de documentación en regla, pero ahora, con las medidas que siguen vigentes en el país por el Covid-19, así como el nuevo replanteamiento respecto a Bab Sebta, lo tienen muy difícil, ya que la actividad del porteo no se va a permitir ni tolerar en ninguna de sus expresiones.

Después de meses aplicando medidas de contención para frenar la propagación de Covid-19, Marruecos está trabajando estratégicamente para la reanudación de las actividades socioeconómicas, así como en la reanudación de los viajes nacionales e internacionales.

La noticia de la apertura de la frontera de Marruecos se produce después de que la Unión Europea anunció el 1 de julio como su fecha prevista para abrir las fronteras exteriores a un número selecto de países. Marruecos se encuentra entre los 14 países que cumplieron los criterios epidemiológicos de la UE.

A medida que se acerca el verano, los marroquíes pronto podrán disfrutar de viajar por Europa y el país del norte de África podría revitalizar su economía, muy deteriorada por la falta de turistas.

El 15 de marzo, tras la confirmación de 28 casos de Covid-19, Marruecos suspendió todos los vuelos internacionales y cerró sus fronteras terrestres y marítimas. Poco después, el 19 de marzo, el país declaró el estado de emergencia y ordenó un confinamiento estricto para todos los residentes. 

La comunidad internacional ha reconocido en repetidas ocasiones a Marruecos por sus medidas proactivas y efectivas para frenar la propagación del coronavirus. Con un número relativamente bajo de casos confirmados y con una de las tasas de mortalidad más bajas del mundo, el país ha respondido a la pandemia con precaución y precisión.

Marruecos ha extendido su estado de emergencia tres veces y, a pesar de que miles de ciudadanos marroquíes se quedaron atrapados en el extranjero, el país se mantuvo firme en posponer las repatriaciones hasta hace muy poco. 

Las autoridades marroquíes aún no han publicado fechas oficiales sobre la reapertura de la frontera o qué países se beneficiarían de inmediato de la autorización de viaje. El país continúa elevando sus medidas de estado de emergencia en fases y clasificando sus provincias y prefecturas en zonas. 

Los residentes en la Zona 1 ahora pueden viajar a otras ciudades clasificadas como Zona 1 y ya no necesitan una autorización especial para abandonar su ligar de residencia. Los residentes de la Zona 1 también han sido eximidos de las regulaciones del toque de queda. Mientras tanto, los residentes en la Zona 2 continúan aislados y deben limitar sus salidas a necesidades esenciales. 

Las restricciones aún prohíben las grandes reuniones en todo el país y las mascarillas son obligatorias.

A 27 de junio, Marruecos cuenta con 2.936 casos activos de COVID-19. Ha habido 11.854 recuperaciones y 218 muertes.

Marruecos se prepara para reabrir fronteras en julio