martes 26.05.2020
CADÍ AYYAD, UNA HISTORIA FASCINANTE

El sabio ceutí, Cadí Ayyad, da nombre a la mejor universidad de Marruecos y de toda la región del Magreb

* La Universidad Cadí Ayyad, en Marrakech es la principal institución académica en Marruecos y de toda la región del Magreb

*La Universidad también ocupa el puesto 13 en el ranking del mundo árabe, según el Foro Regional de Universidades para el Desarrollo de Capacidades en Agricultura (RUFORUM), citando el Ranking Webometrics de las Universidades del Mundo

 
 
Morocco’s-Cadi-Ayyad-Top-University-in-Maghreb
Morocco’s-Cadi-Ayyad-Top-University-in-Maghreb

La Universidad también ocupa el puesto 13 en el ranking del mundo árabe, según el Foro Regional de Universidades para el Desarrollo de Capacidades en Agricultura (RUFORUM), citando el Ranking Webometrics de las Universidades del Mundo .

El ranking Webometrics de enero de 2020 evalúa a las universidades en función de sus enfoques innovadores para la enseñanza, la investigación, la ciencia y la educación en línea. 

RUFORUM nombró a Cadí Ayyad como la universidad más aventajada de Marruecos, así como superior a las instituciones de Argelia, Libia, Mauritania y Túnez, lo que consolida su posición como líder académico en el Magreb.

La Universidad Mohammed V, Rabat, ocupa el puesto 25 en el mundo árabe, y la Universidad Hassan I en Oujda, el puesto 68.

A nivel continental, RUFORUM coloca a Cadí Ayyad como la 18 mejor universidad de África. La Universidad Mohammed V, Rabat, quedó en el puesto 31 y la Universidad Hassan I, Oujda, en el puesto 68.

En febrero de 2019, el Ranking Mundial de Universidades de Times Higher Education (THE) con sede en Londres clasificó a Cadí Ayyad como la mejor universidad de Marruecos, la 15a mejor del mundo árabe y la 12a de África.

Cadí Ayyad también es conocida por su Observatorio Oukaimeden, en las montañas del Atlas. Oukaimeden, uno de los observatorios más valiosos del mundo, alberga uno de los dos telescopios del sistema Trappest-1 para observar planetas en tránsito y planetesimales. Estados Unidos, Japón y Rusia dieron relieve a los trabajos que realiza el observatorio por haber contribuido de forma determinante al descubrimiento de exoplanetas.

oukaEstablecida en 1978, la Universidad Cadí Ayyad tiene 13 instituciones académicas asociadas en Marrakech, Essaouira y otras regiones del país. Con solo 42 años, la universidad es una institución científica y tecnológica líder en Marruecos con más de 1.400 profesores de investigación y 146 centros de investigación especializados en tecnología, ciencias aplicadas, literatura, humanidades, medicina y farmacología.

Historia

El Cadí ‘Ayyad, quien en el siglo XII inició en Ceuta una saga familiar de sabios, es un personaje “fascinante” y “conocido en todo el mundo musulmán”. Así lo destaca la investigadora titular del Grupo de Estudios Árabes del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Delfina Serrano.

Según Serrano, esta familia ceutí, de origen árabe, “provenía del linaje yemení de los Al-Yahsusi, que llegó al occidente islámico, a Al-Andalus, seguramente con las tropas que la conquistan. Las primeras noticias de los antepasados de los Ayyad los sitúan en Baza (Jaén) y, dado su origen, lo más probable es que tuvieran una función militar”.

“En algún momento -relata Serrano-, la familia se trasladó a Fez, quizá como parte de los contingentes de Almanzor o Abderramán III, algo que no se sabe con certeza. Tras surgir problemas entre Almanzor y algunos linajes de esta ciudad para asegurarse la fidelidad de los fesíes (habitantes de Fez) que se habían rebelado contra él, se llevó a algunos jóvenes, entre ellos, varios de la familia Ayyad, a Al-Andalus como rehenes. Es entonces cuando otros familiares, como el bisabuelo del que luego fuera el cadí Ayyad, se instalan en Ceuta para estar más cerca de los suyos”.

 

“En esta primera época, los Ayyad mantuvieron sus ocupaciones militares, una función a la que era habitual que las familias de sabios islámicos medievales se dedicaran antes de asentarse”, según indica la experta. En el caso de los Banu Ayyad, el primero que se consagró al estudio de las ciencias jurídicas y religiosas fue el ya citado cadí, nacido en 1083 y muerto en 1149.

Ayyad fue juez en Ceuta , en Granada y cerca de Marraquech y es su hijo quien se encargaría de recopilar toda una serie de casos que tienen que ver tanto con sus funciones como juez y como jurisconsulto o experto. Sus descendientes fueron también sabios, personas “que estaban en la elite intelectual y religiosa de la época y cerca del poder, algo que a veces tuvo un precio, pues se sabe que en algunos momentos sufrieron incluso cárcel”, explica Serrano.

La biografía del Cadí Ayyad, “un polígrafo que escribió muchísimo y sobre muchos temas”, es bien conocida, no así todas sus obras, de las cuales alguna está aún por editar y otras, como una Historia de Ceuta, han desaparecido. De cualquier forma, se trata de un personaje “muy conocido en todo el mundo islámico, tanto como jurista como en su calidad de experto en la tradición profética y autor, entre otros, de una biografía del Profeta, una obra fundamental”. “Estuvo en todos los grandes debates que tienen lugar en la época almorávide ”, concluye Serrano.

De este “importante” linaje, al que la investigadora considera que “se debe prestar mucha atención”, y cuya obra ofrece interesantes datos sobre Ceuta, se sabe que mantuvo sus lazos con la ciudad al menos hasta el bisnieto del cadí, que murió en Granada pero era también ceutí de nacimiento.

 
 

El sabio ceutí, Cadí Ayyad, da nombre a la mejor universidad de Marruecos y de toda la...
Comentarios