Martes 18.06.2019
NÚMERO DE VISITAS

Marruecos y sus monumentos

* Tres son los monumentos más visitados de Marruecos

volubilis-1623117_640
volubilis-1623117_640

El ministerio de Cultura y Comunicación dio a conocer algunos datos referidos a visitas a monumentos emblemáticos de Marruecos durante el primer trimestre de 2019.  Según estos datos, los monumentos más visitados han sido tres: El Palacio de la Bahía de Marraqkech, las ruinas romanas de Volubilis y la necrópolis de  Chellah, de Rabat.

Más de un millón de personas visitaron los citados monumentos durante los meses de enero, febrero y marzo, lo que, según el ministerio, supone un aumento del 26% respecto al mismo periodo del año pasado.

El Palacio de la Bahia de Marraquech recibió un total de 410.000 visitantes. Se trata de una joya arquitectónica que fue encargada por el visir Ahmed Ibn Mousa (1840.1900), regente del sultán Abdelazis (1878-1943) desde 1894 hasta su muerte en 1900, hombre conocido con el sobrenombre de Ba ahmad o Abu Ahmed (padre de Ahmed). El tomar como propio el nombre del primer hijo/a añadiendo el de Abu (padre) en su principio se hizo muy normal entre los árabes una vez que el Islam se instaló como religión y forma de vida en todos aquellos territorios a los que llegó.

El Palacio alberga apartamentos, una mezquita, una escuela coránica, suntuosos jardines y lo que fue el harén de Ben Moussa. Con la llegada de la colonización francesa el general Lyautey (1854-1934)  mandar establecer   el palacio como residencia de oficiales.

Por su parte, Volubilis, cerca de Mequinez, registró un total de  131.000 visitantes. Fue la capital del reino de Mauritania Tingitana, establecida en el siglo II y abandonada en el siglo III. La ciudad sería más tarde la efímera capital de Idrís I  (745-791), fundador de la dinastía de los idrísidas (789-974). Volubilis fue declarada también patrimonio de la Unesco en  1997.

En cuanto al Chellah de Rabat,  registró un total de  43.000 visitas. La dinastía merinida o meriní (1244-1465) construyó en ese lugar su necrópolis en el siglo XIV. Es conocida  como ‘ciudad muerta’, patrimonio de la humanidad por la Unesco desde 2012.

Lo que hoy denominamos como necrópolis era, en su origen, un puerto de escala conocido como Sala Colonia. Un lugar de enorme potencial comercial por situarse a la orilla de un río navegable (Bou Regreg) y por su cercanía con el océano Atlántico.Testigo del paso de culturas por la costa marroquí, su inicio probablemente arrancara de la mano de los fenicios, aunque no fuera hasta la llegada de los romanos que se desarrollara y adquiriera la entidad de ciudad.

El terremoto de Lisboa, terminó afectándole, convirtiéndola en un amasijo de ruinas. Afortunadamente, la posterior restauración y la decisión de ubicar aquí el festival de Jazz de la ciudad han conseguido proporcionarle gran parte de la presencia e identidad contemporánea que la necrópolis se merece.

Turismo

Las  cifras referidas a visitas a monumentos coinciden con otras relacionadas con el turismo. De este modo, en el primer trimestre de 2019 hubo un aumento del 4,1 por ciento con un total de 2,5 millones de turistas, según datos ofrecidos por Observatorio de Turismo de Marruecos.

Las llegadas de turistas a Agadir y Marraquech aumentaron en un 4% y 8%, respectivamente. Por su parte, Tánger tuvo repunte importante  con más del 9%. Otras ciudades como Casablanca, Rabat y Fez tuvieron un estado de estancamiento. La capital económica,   disminuyó en un  3% el número de turistas.

El aumento de turistas por nacionalidades tiene a Francia como el primero de la lista, con un aumento de 10%, le siguen Italia y Holanda, con un 8%, Alemania, Bélgica y Reino Unido con un 3%. El aumento en cuanto a número de turistas españoles estuvo  en un 1%.

 

Marruecos y sus monumentos
Comentarios