sábado. 18.05.2024
AUSENCIA CALCULADA

Un `no´ ilegítimo

* Ceuta

“Crear y consolidar un espacio de estabilidad, seguridad y prosperidad, pudiendo dar una respuesta conjunta a los desafíos comunes” (Tratado de amistad, buena vecindad y cooperación entre el Reino de España y el Reino de Marruecos, hecho en Rabat, el 4 de julio de 1991).

error

“Crear y consolidar un espacio de estabilidad, seguridad y prosperidad, pudiendo dar una respuesta conjunta a los desafíos comunes” (Tratado de amistad, buena vecindad y cooperación entre el Reino de España y el Reino de Marruecos, hecho en Rabat, el 4 de julio de 1991).

El Gobierno de la Ciudad, con la ayuda de un desorientado PSOE local, lograron rechazar una propuesta del partido localista Ceuta Ya! que presentó una propuesta de Buena Vecindad con Marruecos, en línea con la ya existente del Gobierno de la nación. ¡Con la iglesia se topó el partido que lidera Mohamed Mustafa.

El rechazo del PP y PSOE es toda una contraposición a lo que busca el Gobierno central, y en vez de crear espacios de comprensión mutua alientan situaciones que perjudican a los ciudadanos ceutíes, cuyo hartazgo de la aduana es ya una lucha titánica que han de soportar porque no les queda otra.

El daño producido por esa votación es de una gran magnitud. Esa negación demuestra la escasez de altura de miras de unos políticos que no se rozan con la realidad social de la ciudad, por lo que cabe preguntarse si conocen el bien común de la misma.

El argumento de que aprobando la propuesta de Ceuta Ya! se entra en conflicto con las iniciativas de Exteriores no convence a nadie, tanto como que lo que oculta en realidad es un rechazo sintomático a todo lo que tenga que ver con Marruecos, obviando el interés general.

El ridículo con el que el gobierno ceutí se obstina en no aprender de sus errores es claro ejemplo de una toma de decisiones políticas de escasa credibilidad y que acrecienta su disociación con la ciudad y con los ceutíes. Sus consecuencias, al tiempo.

Un `no´ ilegítimo